Vidrala obtuvo un beneficio neto de 143,3 millones de euros en 2019, lo que representa un aumento del 24% respecto al resultado registrado en 2018, según ha informado este jueves la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del fabricante de vidrio creció un 14,7% en 2019, hasta los 274,6 millones de euros. A divisa constante, el Ebitda de Vidrala creció un 14,5% el año pasado.

Las ventas de la compañía totalizaron 1.010,8 millones de euros en 2019, con un aumento del 5,8% respecto a 2018. En divisa constante, la facturación de Vidrala registró un crecimiento orgánico del 5,5%.

A cierre del año pasado, la deuda de la compañía se situó en 334,9 millones de euros, un 18,5% menos que los 411 millones de 2018.

A lo largo de 2019, Vidrala repartió entre sus accionistas 1,0581 euros por acción en concepto de dividendos.

De cara a 2020, el consejo de administración de Vidrala ha planteado un reparto de resultados que representa un aumento en el dividendo anual de un 15%. La sociedad ya abonó un primer dividendo a cuenta, de 0,843 euros por acción, el pasado 14 de febrero.

El segundo dividendo, complementario, será de 0,32 euros por acción y se pagará el próximo 14 de julio. Adicionalmente, el fabricante de vidrio ofrecerá cuatro céntimos de euro por acción en concepto de prima de asistencia a la junta general de accionistas.

En total, el reparto efectivo acumulado para este año será de 1,2039 euros por acción, según ha explicado Vidrala al supervisor.

Fuente: Cinco Días