Victoria Ortega Benito ha sido reelegida como presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) con mayoría absoluta. En el Pleno celebrado el pasado viernes, la candidata logró una holgada primera posición, cosechando el 72,5% de los votos emitidos; un apoyo que se traduce en 58 papeletas. En las elecciones participaron 80 decanos de Colegios de Abogados españoles.

Su contrincante más cercano, Javier García Pascual, anterior decano del Colegio de Abogados de Álava, logró 17 papeletas (21,25%), frente a los 3 votos que obtuvo Manolo Hernández, decano del Colegio de Sabadell. Los comicios contaron con dos votos en blanco.

El resto de candidatos a la presidencia, Manuela Andreu Llorens, del Colegio de Abogados de Valencia; Jaime Benito Hernández, colegiado en el de Madrid; Juan Blanco Muñoz, de la Abogacía de Huesca; Vanessa González Fornas, del Colegio de Barcelona; y David Peña Nofuentes, colegiado en el de Reus; no consiguieron ningún apoyo.

Durante su toma de posesión, Ortega agradeció “de todo corazón tanto a los que la han votado como a los que legítimamente han optado por otras candidaturas”. Asimismo, recordó algunos de los logros alcanzados durante su anterior presidencia, como la aprobación del Código Deontológico, la revisión de los baremos del turno de oficio y la paralización del intento de imponer el IVA sobre el servicio de Asistencia Jurídica Gratuita.

Para este segundo mandato, la ahora presidenta ha manifestado su deseo de materializar una reforma de los estatutos del Consejo para limitar el mandato a cuatro años. Además, ha reiterado su compromiso con los letrados del turno de oficio.

Sólida trayectoria

Victoria Ortega Benito (Palencia, 1958) cuenta con una sólida trayectoria en el ámbito de la abogacía institucional que se alarga casi dos décadas. Licenciada y doctorada en Derecho por la Universidad de Valladolid, fue decana del Ilustre Colegio de Abogados de Cantabria entre 2000 y 2008, siendo la primera mujer que accedía a este cargo desde que la institución fuera fundado 164 años antes.

Entre 2002 y 2008 fue nombrada vicepresidenta del CGAE, en el equipo pilotado por Carlos Carnicer. Unos años más tarde, en 2011, fue designada secretaria general de este organismo, labor que desempeñó durante cuatro años. En 2016 fue elegida presidente del CGAE también por mayoría: logró 47 de los 83 votos emitidos.

En 2009 recibió la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía, y la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, el máximo galardón que otorga el Ministerio de Justicia. En la actualidad, compagina su trabajo al frente del CGAE con el de profesora titular de la Universidad de Cantabria, donde imparte clases de derecho procesal desde el año 1992.

Fuente: Cinco Dias.