La separación del negocio asegurador del bancario en Bankinter traerá de la mano el rediseño del modelo de gobierno de Línea Directa, que deberá adaptarse para cumplir con la normativa de compañías cotizadas. Bankinter asegura que los acuerdos comerciales que mantiene con Línea Directa se “mantendrán a condiciones de mercado tras la operación”. Y precisa que con anterioridad a la distribución de las acciones se procederá a separar el área de auditoría interna “única función que comparten ambas empresas”.

De hecho, no tienen negocios cruzados y mantienen una gestión autónoma, con estrategia diferencial, plataforma tecnológica propia y estructura operativa independiente.

Según la estimación realizara por Bankinter y comunicadas a la CNMV la operación impactará en su cuenta de resultados de los nueve primeros meses del ejercicio recortando el margen bruto en 290 millones de euros, los costes operativos se reducirán en 204 millones de euros, con lo que margen de explotación baja en 87 millones. El beneficio bruto disminuiría en 86 millones, hasta los 502 millones proforma.

La operación mejoraría, eso sí, la factura de costes su eficiencia, que pasaría del 51,3% al 47% y frente al 55,3% del sector financiero.

Según fuentes del banco la transacción no implica un regalo porque distribuyen una parte del patrimonio del grupo cuyo valor es previsible que se acomode tras la segregación, aunque internamente se estima que la cotización no recoge por completo el valor de sus activos.

Para llevar a cabo la operación se prevé ajustar el número de acciones en que se divide el capital social de Línea Directa, que se elevan a 2,4 millones de títulos, para facilitar que cada accionista pueda recibir una acción de la aseguradora por cada título de Bankinter, que suma 898 millones de acciones. De esta forma, las acciones de Bankinter se dividirán en 394 para llegar a la ecuación de una acción de Línea Directa por cada una de Bankinter.

El banco que preside Pedro Guerrero destaca en la presentación de la operación que Línea Directa “ha pasado de ser un proyecto creado desde cero a ser una de las principales entidades del sector asegurador directo en España”. Para añadir: “ha sido una gran inversión para Bankinter y para sus accionistas”.

Línea Directa es la quinta aseguradora de automóviles española y construye un 18% del beneficio antes de impuestos de Bankinter, aunque su peso ha bajado frente al 42% que representaba en el 2013 antes de que el banco comprase el negocio luso a Barclays, además de EVO Banco y su financiera AvantCard, con sede en Irlanda.

Una cuota del 6,8% de LDA

Cuota. La cuota de Línea Directa Aseguradora (LDA) es del 6,8% del mercado asegurador en autos donde fue casi monoproducto hasta el año 2007 y cuenta con el 2,5% del negocio en seguros de hogar.

La más rentable. En la actualidad tiene 3 millones de pólizas con clientes en cartera y es de las más rentables de la industria. Su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) alcanzó el 36% en septiembre y contaba con un ratio combinado o proporción de los ingresos que consumen los costes de explotación y gastos por indemnizaciones del 87,4%.

Fuente: Cinco Días