Las compañías Uber y Cabify, que operan en Barcelona a través de licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor), han anunciado que suspenden temporalmente su actividad en la capital catalana a raíz de las agresiones sufridas hoy durante una manifestación de taxistas.

Así lo ha anunciado la asociación Unauto, que representa al sector de las VTC, que ha denunciado que los episodios de violencia vividos en las calles de Barcelona son de una gravedad extrema, dado que no sólo se ha atacado a los vehículos de estas dos compañías, sino también a sus conductores e incluso a los pasajeros.

Fuente: Cinco Días