El grupo industrial alemán Thyssenkrupp ha llegado a un acuerdo con un consorcio de inversores liderado por Advent, Cinven y RAG para venderles su división de ascensores, escaleras mecánicas y puertas automáticas por 17.200 millones, según ha indicado la empresa en un comunicado.

Hace una semana y media, la multinacional ya adelantó que había priorizado las negociaciones con dos consorcios financieros, entre los que estaba este. El otro estaba formado por Blackstone, Carlyle y Canada Pension Plan Investment Board.

La compañía estima cerrar la transacción para finales de año, aunque está pendiente de recibir el visto bueno de los reguladores. No obstante, Thyssenkrupp ha adelantado que no espera que las autoridades de Competencia pongan trabas al acuerdo.

Thyssenkrupp ha explicado que reinvertirá 1.250 millones de euros en hacerse con una participación minoritaria en la división de ascensores. El resto se emplearán en reducir deuda y rebajar los costes estructurales de la firma, especialmente en relación a sus obligaciones sobre pensiones de empleados.

El próximo 2 de marzo los trabajadores de Thyssenkrupp en España iniciarán una campaña de movilizaciones por la «incertidumbre» generada por la venta de la división de ascensores, según anunció esta semana CC OO de Industria.

En España, el área de ascensores, escaleras mecánicas y puertas automáticas cuenta con una plantilla de 4.500 trabajadores en cuatro centros fabriles y en la división de mantenimiento.

Fuente: Cinco Días