Técnicas Reunidas se ha adjudicado un contrato por valor de 4.000 millones de euros (4.500 millones de dólares) con el gigante petrolero saudita Aramco, según Reuters. Las acciones de la ingeniera española celebran la noticia con un alza en Bolsa superior al 1% hasta rozar los 28,5 euros por acción.

La compañía dirigida por la familia Lladó ha firmado este lunes la adjudicación en la sede de la compañía en Doha. Tiene un valor de 4.000 millones y será compartido por cuatro compañías más. La china Petroleum Pipeline, la italiana Saipem, la estadounidense McDermott y la corporación de Abu Dabhi National Petroleum Construction.

El proyecto consiste en la ampliación de la capacidad de las estaciones de compresión de gas de Haradh y Hawiyah, así como la planta de gas de Hawiyah. Los planes de Aramco pasan por ampliar la capacidad de producción en 1.300 millones de pies cúbicos al día. La planta produce actualmente 2.500 millones de pies cúbicos diarios. Ambos enclaves se encuentran en Ghawar, el yacimiento petrolífero más grande del mundo.

En los últimos días la rumorología situaba a Tecnicas Reunidas como la mejor posicionada para hacerse con este contrato. Había presentado la oferta más baja junto a la italiana Saipem y la coreana Samsung E&C, que finalmente se ha caído del proceso.

El Gobierno Saudí ha situado el gas natural como una de sus claves en el proceso de reducir su dependencia del precio del petróleo. Se ha propuesto aumentar el peso del gas en su mix eléctrico hasta alcanzar el 70%. Y tiene previsto duplicar su producción actual de gas hasta los 23.000 millones de pies cúbicos al día en la próxima década.

La parte más comprometida de este plan pasa por sacar a Bolsa el 5% de la propia petrolera pública. Pese a que se ha rumoreado un posible retraso, las recientes detenciones decretadas por el príncipe heredero saudí (el promotor de este proceso) han sido interpretados por el mercado como un revulsivo y adelantan que cumplirán los plazos de culminar la OPV en 2018.

Fuente: Cinco Días