La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha rebajado la nota crediticia a Codere, la compañía española de juego, de B a B- con perspectiva negativa, después de que la compañía informase hace unos días del hallazgo de un agujero de hasta 18 millones en tres de sus filiales latinoamericanas. 

Tras hallar esos desajustes, el consejo de administración encargó un informe forense a un asesor externo para identificar las causas de los mismos. Para S&P, este proceso «puede retrasar sus perspectivas de refinanciación» de hasta 775 millones en bonos que vencen en noviembre de 2021.

La compañía tenía previsto llevar a cabo y cerrar esta negociación en un plazo máximo de seis meses, poniendo como fecha límite el mes de marzo del año que viene, para lo cual contrató a Bank of America. La primera intención era acometerla después del verano, dado el buen rendimiento que mostraban entonces sus bonos, pero la delicada situación económica en Argentina retrasó el proceso. 

Según fuentes conocedoras del proceso, la lógica invitaba a pensar en el mes de enero para iniciar de manera formal el proceso,una vez se conozca el nuevo gobierno argentino. Ahora, S&P duda de que esto se pueda llevar a cabo en el corto plazo, y abre la puerta a una nueva rebaja del si Codere no refinancia esos bonos o si su liquidez se deteriora. «Aunque entendemos que la empresa tiene como objetivo comenzar el proceso de refinanciación no más tarde del anuncio de sus resultados anuales, vemos el riesgo de que este proceso tome más tiempo de lo previsto», explica el informe. Este también rebaja la expectativa de ebitda hasta una horquilla de entre 205 y 215 millones para el cierre de 2019, 20 millones menos que en la anterior previsión, en línea con el ajuste anunciado por Codere tras anunciar los desajustes. S&P prevé también un apalancamiento de 4,2 veces el ebitda de la empresa.

El 11 de septiembre pasado fue la agencia Moody’s la que rebajó su calificación crediticia un escalón, de B2 a B3, y también la de su emisión de bonos con vencimiento en octubre de 2021, también de B2 a B3, con perspectiva estable. 

Fuente: Cinco Días