Santander reduce un 14% su beneficio del semestre tras dotar 814 millones para recortar costesPablo Monge

Banco Santander reduce su beneficio semestral por los costes de un plan de reestructuración con el que pretende recortar costes y ganar eficiencia. La entidad registró entre enero y junio un beneficio neto de 3.231 millones de euros, un 14% menos, debido a las dotaciones de 814 millones por los costes de los planes que aplica el banco para reducir sus costes anuales en Europa en un 10%. El beneficio ordinario (excluidos estos cargos) es similar al del primer semestre de 2018. Brasil aumenta un 12,6% su beneficio ordinario y España lo mejora en un 5%, con caídas en Reino Unido y Polonia. 

A principios de junio, Santander llegó a un acuerdo con los sindicatos para un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá el cierre de 1.150 oficinas y afectará a 3.223 empleados, que fijó las condiciones e indemnizaciones que ofrecerá la entidad. 

Los resultados presentados han superado, con todo, las expectativas de los analistas. Solo el segundo trimestre, el grupo ha logrado un beneficio de 1.391 millones de euros, por encima de los 1.270 millones que se esperaban, según datos recopilados por Bloomberg. 

El margen de intereses del grupo entre enero y junio fue de 17.636 millones de euros, un 4,2% más que en el mismo periodo del año pasado. Sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, el alza fue del 5,5%. El crédito y los recursos de clientes crecieron un 4% y un 6%, respectivamente, en euros constantes (es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio).

Tras el cargo neto de 108 millones anunciado en el primer trimestre, el banco se ha anotado un nuevo cargo de 706 millones en el segundo trimestre, principalmente por costes de reestructuración en España y Reino Unido (626 millones de euros), y provisiones adicionales para seguros de protección de pagos (PPI) en Reino Unido (80 millones de euros).

Ana Botín, presidenta de la entidad, ha reiterado los objetivos de la entidad. «Partimos de una posición excepcional para seguir creciendo de forma rentable y estoy convencida de que lograremos los objetivos que nos pusimos en el investor day, entre ellos alcanzar un RoTE del 13- 15% a medio plazo”, señaló.

Excluidos los cargos para reestructuración, el beneficio ordinario del primer semestre fue de 4.045 millones, igual al del primer semestre de 2018. Siete de las diez unidades principales de la entidad aumentan su beneficio en moneda local, con especial impulso de Brasil, México, Estados Unidos y Portugal, que crecen a doble dígito.

Brasil continúa como el principal país con el 29% del beneficio, seguido de España (13%), Santander Consumer Finance (13%), Reino Unido (11%) y Estados Unidos (9%). En Brasil, el resultado consolidado asciende a 1.673 millones, con un alza del 12,7%, y el ordinario es de 1.482 millones. España, el beneficio ordinario aumentó un 5%, hasta los 694 millones de euros. 

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 en el 11,30% a final de junio de 2019, en línea con su objetivo a medio plazo del 11-12%.

El dividendo se conocerá en septiembre

El Banco Santander prevé mantener en el medio plazo un pay-out (proporción de dividendo sobre beneficio) del 40-50%, elevándolo desde el 30-40% anterior. Asimismo, como se anunció en la junta general de 2018, la entidad efectuar dos pagos con cargo a los resultados de 2019. El consejo prevé anunciar el dividendo a cuenta de 2019 tras su sesión de septiembre.

Fuente: Cinco Días