La petrolera española Repsol se ha adjudicado cuatro de las doce concesiones para explorar y explotar petróleo y gas natural en aguas marinas en Brasil, subastadas este jueves por la Agencia Nacional de Petróleo. 

Repsol logró una de las concesiones individualmente por 9,5 millones de reales (unos 2 millones de euros) y las otras tres en consorcios con la estadounidense Chevron y la alemana Wintershall. La española lideró uno de los tres consorcios y fue colíder en los otros dos.

Tres de las concesiones adquiridas por Repsol están ubicadas en la cuenca marina de Campos, en aguas profundas del océano Atlántico frente al litoral del estado de Río de Janeiro y que concentra las principales áreas de producción de hidrocarburos en Brasil, y la última en la cuenca marina de Santos, frente al litoral del estado de Sao Paulo.

A la subasta de los bloques se presentaron 17 empresas. Entre ellas la petrolera Petrobras y Enauta, las únicas empresas del país, BP, Chevron, CNOOC, Ecopetrol, Equinor, Exxonmobil, Karoon, QPI, Shell y Total. El regulador brasileño ha recaudado con esta subasta 8.900 millones de reales (unos 1.970 millones de euros). 

Además de Repsol, Chevron y Wintershall, las otras vencedoras, individualmente o en consorcios, fueron Petrobras (dos concesiones individuales y otra en consorcio), las británicas BP Energy (una concesión individual) y Shell, la francesa Total, la qatarí QPI, la malaya Petronas y la estadounidense ExxonMobil (una concesión individual).

Repsol tenía al cierre de 2018 en Brasil derechos mineros sobre 11 bloques offshore: 6 de exploración (1.667 km2 de superficie) y 5 de producción o desarrollo (250 km2 de superficie), según informa la compañía en su página web. En 2018 la compañía obtuvo en diversas rondas la adjudicación de 4 bloques exploratorios offshore. La producción neta del año 2018 se situó en 16,4 millones de barriles de petróleo y 7,2 Bcf de gas natural. 

Fuente: Cinco Días