Repsol ha conseguido un beneficio neto en los primeros nueve meses del año de 1.583 millones de euros, lo que supone un incremento del 41% interanual. Este avance se debe especialmente a la mejora de los precios del petróleo y el reinicio de la actividad en Libia, que han permitido un beneficio neto ajustado en el área de upstream (exploración y producción) de 487 millones de euros, lejos de los 35 millones de euros de un año atrás.

Repsol destaca que en septiembre el crudo Brent llegó a cotizar a 59 dólares por barril, cifra que no alcanzaba desde julio de 2015, aunque los precios de referencia se hayan mantenido en un rango bajo durante los nueve primeros meses del año. De este modo, entre enero y septiembre el Brent cotizó a una media de 51,8 dólares por barril, mientras que el gas Henry Hub lo hizo a 3,2 dólares por Mbtu.

La compañía destaca el éxito de los planes aplicados para mejorar la eficiencia y su capacidad de adaptación a escenarios de precios bajos como factores determinantes para el aumento de beneficios. Así, el beneficio neto ajustado se situó en 1.702 millones de euros, un 39% superior, de los que 487 millones corresponden al área de upstream y otros 1.431 millones a la actividad de downstream (refino, química y lubricantes), que registra un incremento interanual del 7,6%. El indicador de margen de refino en España se situó en 6,8 dólares por barril, frente a los 6 dólares por barril de los nueve primeros meses del ejercicio anterior.

Repsol recuerda que en este año ha realizado además importantes descubrimientos. En EE UU, el mayor hallazgo de hidrocarburos de los últimos 30 años en suelo estadounidense. Y en Trinidad y Tobago, su mayor volumen de gas de los últimos cinco años, cuyos recursos estimados equivaldrían a dos años del consumo de gas en España.

El ebitda de Repsol reflejó la mejoría de sus dos grandes áreas de actividad, con un incremento del 32%, hasta alcanzar los 4.715 millones de euros.

La compañía continuó reduciendo su deuda financiera neta, un 30% en los últimos doce meses, hasta situarla en 6.972 millones de euros, frente a los 9.988 millones registrados a 30 de septiembre de 2016.

Por otra parte, al cierre de septiembre Repsol ya había materializado el 80% del objetivo de sinergias y eficiencias establecido para 2017, de 2.100 millones de euros.

Fuente: Cinco Días