Repsol y El Corte Inglés darán continuidad a su alianza durante este año, y que entre otros puntos contempla la apertura de tiendas de conveniencia del formato Supercor Stop&Go, una enseña del formato de supermercados del grupo de distribución que explota en exclusiva la petrolera.

 A cierre de 2019 esta tenía instalados, tanto en estaciones de servicio propias como abanderadas, 352 tiendas de este tipo, y el objetivo para 2020 es alcanzar las 500, lo que implicará la apertura de 148 nuevos establecimientos.

La primera tienda Supercor Stop&Go se inauguró en 2013, aunque fue en septiembre de 2018 cuando ambas compañías presentaron una alianza para extender su presencia. Entonces había 100 tiendas de Supercor en gasolineras de Repsol, según informaron en aquella ocasión.

El objetivo fijado por la alianza es el de alcanzar el millar de puntos de venta Supercor Stop&Go en 2023, lo que le convertirá “en la mayor red de tiendas de proximidad de España”, según destacan desde la compañía energética. En un inicio, el plazo anunciado para alcanzar dicha meta era dos años inferior.

El formato Supercor ­Stop&Go es, en la práctica, un supermercado en miniatura, que permite el acceso de los usuarios de las estaciones de servicio a productos de alimentación básicos, congelados, horno de pan o productos ya preparados para su consumo, además de prensa diaria o artículos de higiene y cuidado personal.

Además el acuerdo convirtió a El Corte Inglés en central de compras de las tiendas instaladas en las estaciones de servicio de Repsol, independientemente de los Supercor Stop&Go, dotándolas de un surtido de 35.000 referencias en alimentación y de más de 60.000 en otros artículos de ocio.

La alianza con el grupo de grandes almacenes, que también se extendió a la app de pagos Waylet desarrollada y que puede usarse en los centros comerciales de El Corte Inglés, es el punto principal dentro de la estrategia de la petrolera por potenciar la oferta y las ventas de productos no energéticos dentro de sus más de 3.000 estaciones de servicios.

“La diversificación busca ofrecer todos los servicios que aporten valor añadido al consumidor, para fidelizarlo y que ejerza de prescriptor atrayendo a otros”, explica José Barreiro, director de la red de estaciones de servicio de Repsol en España.

Dentro de esa estrategia se enmarcan los acuerdos con Nespresso o Star­bucks. En este último caso, Repsol cerró el año con 69 máquinas autoservicio instaladas en 67 estaciones de servicio y medio millón de cafés vendidos al año. La petrolera tiene la exclusiva para este tipo de espacios en estaciones de servicio en España y Portugal. Esta también prosigue con su acuerdo con Disney, que generó la venta de un millón de productos en la campaña 2018-2019. Repsol también ha vendido en sus estaciones de servicio cuatro millones de gafas Sun Planet, y ha instalado 250 taquillas de Amazon para la recogida de pedidos online, un 40% más de las que había a finales de 2018.

Gasolineras y supermercados, una relación de conveniencia

Alianzas. La relación entre El Corte Inglés y Repsol no es la única que une distribución y energía. Cepsa y Carrefour se unieron en 2014 para abrir en las estaciones de servicio de la primera tiendas del formato Carrefour Express. El número de estas supera las 400, según los datos disponibles en la web de la compañía de distribución. Otras alianzas son las de la catalana GM Food con Galp o la de Dia con BP, aunque esta última no fructificó tras un periodo de prueba y los problemas de la compañía de supermercados.

Fuente: Cinco Días