Planeta Corporación amortizó anticipadamente parte de su préstamo sindicado, por un importe de 250 millones de euros, tras vender su participación en el grupo francés Antinea 6. Una medida a la que la compañía se había comprometido con las entidades acreedoras. Vivendi comunicó el 31 de enero la compra del 100% del capital de Editis a Planeta, con un valor de empresa de 900 millones de euros.

En su informe financiero anual, presentado ante el registro mercantil, Planeta indica que al cierre de 2018, el balance adjunto presentaba un fondo de maniobra negativo. “Dicha situación obedece de forma recurrente a la posición financiera neta que mantiene con sus sociedades dependientes con motivo de la centralización de la financiación bancaria del grupo y a las obligaciones a corto plazo por el préstamo sindicado”, señala la empresa, que precisa que recibió el importe de la venta el 31 de enero, realizando la amortización en febrero.

En agosto de 2017 había cerrado la renovación de su financiación sindicada para la reestructuración de los vencimientos del préstamo. El tipo de interés anual era de Euribor más un diferencial. Dicho contrato de financiación establece un límite de financiación de 561 millones de euros a 31 de diciembre de 2018, desglosada en varios tramos.

Planeta Corporación cerró 2018 con una deuda a largo plazo de 277 millones de euros, en su mayoría con bancos, frente a 506 millones en el año anterior. La deuda a corto plazo era de 248 millones, frente a 35 millones en el año anterior.

La compañía recibió comunicación en marzo de inicio de actuaciones de comprobación referentes al impuesto de sociedades de 2014 a 2017, IVA de marzo de 2015 a diciembre de 2017, retenciones e ingresos a cuenta IRPF y retenciones de no residentes relativos a Editorial Planeta y Planeta Corporación, en las mismas fechas. Los administradores consideran que se han practicado adecuadamente las liquidaciones de los impuestos, por lo que, aún en caso de que surgieran discrepancias en la interpretación normativa por el tratamiento fiscal de las operaciones, los eventuales pasivos resultantes no afectarían de manera significativa a las cuentas anuales.

Con respecto a las cuentas, Planeta Corporación registró unas pérdidas en 2018 de 23,82 millones de euros, frente a un beneficio de 18 millones en 2017. La cifra de negocio fue de 52 millones, un 44% menos.

Fuente: Cinco Días