Change the Block es una startup española que, con el asesoramiento legal de Pinsent Masons, ha diseñado la primera plataforma de smart contracts (contratos inteligentes) para que los bufetes puedan automatizar algunos de sus contratos con clientes o, al menos, una parte de los mismos. El proyecto no solo resulta novedoso en el sector legal, en el que aún no se había desarrollado ninguna aplicación de este tipo (se anunciaron un par de iniciativas que no llegaron a cristalizar), sino que además ha sido elegido por la Unión Europea como destinatario de una de las subvenciones para el desarrollo de aplicaciones que incorporan tecnología blockchain.

Estas ayudas forman parte del plan Horizonte 2020, con el que la UE pretende impulsar la acción de startups y pymes tecnológicas. Inicialmente, 170 empresas aspiraban a las mismas pero, tras las sucesivas rondas, solo 8 han sido las agraciadas. Entre ellas, Insurechain, la app de Change the Block.

Precisamente hoy, lunes, la plataforma se somete al primer examen europeo, como parte del proceso para recibir las ayudas. El proyecto definitivo, con el programa ya operativo, deberá estar listo a comienzos de marzo. La subvención concedida (que se entrega en varias fases) asciende a 33.000 euros, una cantidad que podría incrementarse en 17.000 o en 13.000 euros si la plataforma resulta campeona o subcampeona, respectivamente, de entre las que han alcanzado esta fase final.

Contratos masivos

Insurechain es un proyecto diseñado Yaron Chocron y Alan Draguilow. Como explica el segundo, tras varios años experimentando en el sector de las aseguradoras y el mercado financiero, se dieron cuenta del potencial que tenían los smart contracts para los despachos de abogados. «Son inmutables, dan información 100% fiable y, además, al ser automáticos, reducen de forma exponencial el tiempo y los costes», comenta Draguilow.

MÁS INFORMACIÓN

Según relata Idoya Arteagabeitia, socia de Pinsent Masons, la aplicación comenzará a probarse con tres tipos de contratos: los de confidencialidad, los de licencia de software y los de aval a primer requerimiento. «Y, si funciona, lo iremos ampliando a otros modelos, siempre que tengan alguna parte que pueda automatizarse», señala. Draguilow, por su parte, confía en que en seis meses ya tengan hasta diez modelos incorporados a la plataforma.

La codificación de la app ha sido obra de Change the Block, pero, para aspirar a las subvenciones europeas, la startup necesitaba un socio legal que validara el proyecto, les asesorara en los elementos jurídicos y les facilitara los modelos contractuales. Ahí es donde surge la alianza con Pinsent Masons.

Si Insurechain supera el examen europeo, el objetivo de la startup es, a medio plazo, poner la aplicación en el mercado. A su vez, Pinsent confía en poderla emplear para la relación con sus clientes. «La idea es que puedan utilizarla sin necesidad de contar con técnicos especializados en blockchain; que sea lo más cómoda y menos disruptiva posible», avanza Cristina Carrascosa, counsel de la firma, que ve en los smart contracts una tecnología óptima para gestionar contratos masivos y de poco valor añadido.

Cuatrecasas, en otro de los proyectos seleccionados

Validated ID. Cuatrecasas es el asesor legal de otra de las ocho aplicaciones elegidas por la UE para sus subvenciones a proyectos de blockchain. Se trata de Validated ID, una plataforma creada en 2012 que ofrece un servi­cio integral de firma electrónica adaptable a las circunstancias y otro de validación de identidades.

Cuatro españoles. Es destacable cómo cuatro de los ocho proyectos finalistas a las ayudas del plan Horizonte 2020 tienen pasaporte español. Además de los ya mencionados, los otros dos son Chaingo (una app de trazabilidad del transporte marítimo) y Comunitaria (para el control del gasto energético en comunidades de propietarios).

Pinche aquí para saber más sobre los ‘smart contracts’ y la tecnología ‘blockchain’.

Fuente: Cinco Dias.