Nike, la firma estadounidense de ropa deportiva, ha firmado un acuerdo multianual para vestir al actual campeón de Europa de fútbol y líder de la Premier League inglesa, el Liverpool, a partir de la próxima temporada. De esta forma, el conjunto red dará por finalizada su relación contractual con New Balance, que ha sido su proveedor desde 2015.

En un comunicado conjunto, ambas partes explicaron de Nike se encargará de confeccionar las equipaciones de entrenamientos, partidos y viajes del club, incluyendo a las plantillas profesionales masculinas y femeninas y las categorías inferiores, con sus respectivos cuerpos técnicos. «Como marca, Nike refleja nuestras ambiciones de crecimiento y esperamos trabajar con ellos para ofrecer a nuestros aficionados productos nuevos y emocionantes», ha explicado en un comunicado Billy Hogan, director general del Liverpool. Antes de New Balance, el ganador de la última Champions League firmó un contrato de seis años con Warrior después de una larga relación con Adidas.

Ni el club inglés ni Nike detallaron los importes del acuerdo. Sin embargo, medios británicos como el Daily Mail o el Independent hablan de un acuerdo que alcanzaría los 80 millones de libras anuales, el equivalente a 94 millones de euros, lo que convertiría en el mayor contrato firmado por la compañía estadounidense con un equipo inglés. Nike vistió durante más de una década al Manchester United, llegando a convertir su camiseta en la más valiosa del mundo en ese periodo, pero en 2015 Adidas, su máximo rival, convenció al United para empezar a vestir sus icónicas tres bandas a cambio de 88 millones de euros anuales durante diez años.

El contrato firmado con el Liverpool superaría esas cifras y convertiría al equipo que entrena el alemán Jurgen Klopp solo por detrás de Real Madrid y Barcelona en cuanto a ingresos por sus equipaciones. El contrato que mantenía con New Balance estaba valorado en unos 53 millones anuales. El club agradeció a la marca «su apoyo en los últimos años y les deseamos lo mejor para el futuro».

Este contrato también  permite a Nike recuperar el terreno perdido en el campeonato inglés. Esta ha perdido, además de al Manchester United, a equipos como el Manchester City o el Arsenal, aunque también arrebató al Chelsea a la propia Adidas en 2017, pese a tener contrato en vigor de larga duración. 

En la actualidad, Nike viste a tres equipos de la Premier League: el mencionado Chelsea, el Tottenham Hotspurs y el Brighton and Hove Albion. Por su parte, Adidas tiene el doble de contratos en la máxima división del fútbol inglés, con el Arsenal, Leicester, Manchester United, Sheffield United, Watford y Wolverhampton.

Fuente: Cinco Días