La familia Berlusconi ha suscrito un acuerdo con el inversor Peninsula Holding, con sede en Luxemburgo, para proteger su plan de fusión de Mediaset Italia y Mediaset España de la oposición de Viviendi, segundo accionista de la compañía italiana. Así, Peninsula se ha comprometido a adquirir hasta un máximo de 355 millones de acciones de MediaForEurope (MFE), compañía resultante de la fusión, a inversores que ejerzan su derecho de oposición a la fusión y no se sumen a la misma.

La propuesta de fusión ha sido rechazada de plano por Viviendi, que tiene el 29% de Mediaset Italia y que verá diluida su participación en la nueva sociedad, que tendrá domicilio en Holanda y controlará los negocios locales. Vivendi no pudo frenar la operación en junta de accionistas, pero aspiraba a hacerlo rechazando el canje de acciones.

Esta fórmula, prevista en los términos de fusión, forzaría a Mediaset o a los Berlusconi a recomprar este 29%, valorado en 942 millones de euros, una cantidad que supera con mucho los 180 previstos en la operación para esta eventualidad.

Según ha informado Mediaset, el acuerdo con Peninsula cubre esta posibilidad, a cambio de un descuento en el precio. Los 355 millones de acciones que se ha comprometido a comprar el grupo inversor cubren con creces la participación de Viviendi, 340 millonesde títulos de acuerdo con los datos de Bloomberg. El canje entre Mediaset y Media For Europe es de una acción nueva por cada una antigua.

El pasado 4 de septiembre, los accionistas de Mediaset Italia y Mediaset España aprobaron la fusión pero con la oposición de Vivendi, que pudo ejercer su derecho con el 9,9% de votos directos, pero no con el 19% de los que tiene su fiduciaria Simon, cuyos derechos de voto están limitados por las autoridades de competencia. 

Fuente: Cinco Días