El aumento de las licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor) en España está provocando un repunte de este sector frente al taxi. Según los datos del Ministerio de Fomento, 2019 cerró con un total de 16.550 autorizaciones VTC activas en todo el territorio nacional, lo que supone un 26% más que hace un año, superando por primera vez la barrera de las 16.000. En total, en 2019 se concedieron 3.425 nuevas licencias.

Por comunidades autónomas, Madrid sigue siendo el territorio que concentra más VTC, con 8.312 licencias, el 50,2% del total. En segunda posición se ubica Andalucía (2.601 licencias) y en tercer puesto Cataluña con 2.491 autorizaciones. Precisamente, el territorio catalán ha perdido volumen de licencias debido a las restricciones impuestas por la Generalitat para contratar un vehículo VTC.

Según esta regulación, las VTC tienen que implementar un tiempo de precontratación de al menos 15 minutos, no pueden tener el GPS activado antes del trayecto y no pueden circular sin la persona a la que van a transportar. De hecho, tras aprobarse esta legislación, Uber dejó de prestar los servicios en Barcelona, única ciudad de Cataluña donde estaba presente.

La popularización de los servicios de alquiler de vehículo con conductor través de aplicaciones como Uber y Cabify, que los ponen a disposición del usuario final, ha llevado a que se produzca un trasvase desde el taxi. Y es que, la misma estadística de Fomento muestra que durante el último año el número de taxis se ha reducido en 2.209, lo que supone un 3,3% menos, hasta los 63.764.

No obstante, el mayor número de licencias no obedece a nuevas concesiones, sino que provienen de resoluciones judiciales que se están fallando como consecuencia del vacío legal que el sector registró entre 2009 y 2015. Fomento calculó que cuando se incorporen todas las licencias que todavía están en los tribunales habrá en total cerca de 20.000 VTC.

La relación entre VTC y taxis actualmente es de 1/4. La normativa fija la ratio en una VTC por cada 30 taxis, no obstante, cuando se modificó la Ley del Transporte Terrestre en 2015, las licencias VTC superaban ya esas magnitudes y además, como se especifica en la pieza principal, muchas otras se han ido incorporando paulatinamente dado que se encontraban en proceso judicial.

Multa de la Generalitat a Cabify

EP

La Generalitat de Cataluña anunció ayer que ha sancionado con 30.050 euros a Prestige & Limousine, firma con la que Cabify presta servicio de VTC en Barcelona. La Administración catalana abrió 50 expedientes informativos a la empresa del grupo Cabify, que han acabado en sanciones de 601 euros cada uno.

Fuente: Cinco Días