Apenas seis meses después de sacar a Bolsa la antigua inmobiliaria de Kutxabank, el fondo estadounidense Lone Star da un paso más para deshacerse y hacer caja con su participación en Neinor. Este vehículo ha informado a la CNMV de que ha iniciado la colocación acelerada de un 20% de la compañía. Es decir, un total de 15.801.06 acciones valoradas según el cierre (19,25 euros) en unos 300 millones.

La operación contradice el compromiso de permanencia (lock-up, en la jerga) que el accionista de referencia acordó con los bancos colocadores para la salida a Bolsa de la compañía. Sin embargo, Citigroup, Credit Suisse y J.P.Morgan (los bancos coordinadores) han renunciado a exigir esta prohibición, que se extendía hasta pasados seis meses de su debut. El periodo termina el día 30.

Lone Star sí acuerda con los bancos que coordinan esta operación no comprar acciones adicionales de Neinor durante los próximos tres meses. Citigroup, Credit Suisse y JP Morgan han sido nombradas como las entidades colocadoras en esta operación.

Tras la operación, Lone Star pasaría de controlar un 39,549% de Neinor a un 19%. Un nivel que le permitiría mantenerse como primer accionista de la inmobiliaria. Le seguiría a un estrecho margen Fidelity, que controla un 11,9% del capital. Por detrás se sitúan seis fondos más: Gruss Capital Managment (6,33%), Lansdowne (5,31%), Adar (5,2%), Ksac (4,19%), KIng Street (3,92%) e Invesco (2,35%).

Desde que debutó en Bolsa, los títulos de Neinor no han hecho más que subir. En concreto, un 17% con respecto a los 16,46 euros a los que la inmobiliaria fijó el precio de salida a Bolsa. Entonces, el 30 de marzo, se valoró en 1.300 millones. Ahora, la capitalización de mercado alcanza los 1.520 millones. 

Fuente: Cinco Días