Europa se ha quedado ligeramente atrás en la carrera empresarial por la explotación de la mariuhana, ya sea para fines médicos o lúdicos. Mientras que en EE UU, numerosas empresas han salido a Bolsa después de que prácticamente todos los Estados hayan legalizado su consumo, el Viejo Continente pone trabas a este progreso. 

La última prueba de ello ha sido la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de prohibir el uso de una hoja de marihuana como imagen de una empresa de productos alimentarios, bebidas y servicios de restauración al ser «contraria al orden público».

Más información

En 2015, la empresa italiana Santa Conte presentó a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) una solicitud para registrar un logo con hojas de marihuana y el nombre Cannabis Store Amsterdam como imagen de la firma. El organismo rechazó la petición debido a la ilegalidad de esta droga en varios países europeos y la compañía interpuso un recurso ante el Tribunal General de la UE alegando que la hoja de marihuana no existe porque la sustancia psicotrópica de esta deriva de las flores del cannabis, por lo que nada en la imagen hace referencia a una droga.

No obstante, el tribunal ha confirmado la resolución de la EUIPO y considera acertada su valoración pues esta imagen lleva al consumidor a pensar que los productos vendidos bajo su firma contienen sustancias estupefacientes que son «ilegales en varios Estados miembros». Asimismo, la referencia a Amsterdam potencia esta idea, pues es una ciudad conocida internacionalmente por la existencia de coffee shops en los que se vende marihuana de forma legal. 

Fuente: Cinco Días