No todo el mundo pierde con la quiebra del gigante tour operador Thomas Cook. Según informa Bloomberg, firmas como Sona Asset Management y XAIA Investment GmbH pueden ganar hasta 250 millones de dólares (unos 227 millones de euros), ya que invirtieron en derivados que señalaban que la compañía entraría en bancarrota.

Thomas Cook será el último de varios grandes pagos este año para los fondos de cobertura y los comerciantes que compraron estos llamados swaps de incumplimiento crediticio. La lista incluye al minorista de moda británico New Look y Rallye, matriz de la cadena de supermercados francesa Casino Guichard-Perrachon. Se espera que sigan más a medida que la economía europea desacelere y un número creciente de empresas se vean sometidas a más presión.

La decisión de liberar los pagos de los CDS (instrumentos financieros que miden el riesgo de impagos) de Thomas Cook recae en un panel de comerciantes llamado Comité de Determinaciones que se reúne hoy. Los CDS son un método para que los fondos de cobertura apuesten por compañías que enfrentan dificultades con sus balances. Sin embargo, no siempre pagan en caso de incumplimiento.

El rescate de Thomas Cook podría haber dejado sin valor a los CDS. Los tenedores de estos CDS estaban preocupados por un tecnicismo relacionado con los planes de rescate para convertir la deuda de Thomas Cook en acciones, dejando a estos sin nada que asegurar. «Es ciertamente un alivio para los fondos de cobertura que Thomas Cook haya entrado en bancarrota», ha dicho Marc Pierron, un analista de crédito.

Fuente: Cinco Días