La junta de accionistas de Testa Residencial aprobó este jueves finalmente la ampliación de capital no dineraria para su integración con el negocio de viviendas de alquiler de Acciona, en una operación valorada en 341 millones de euros.

Nace así un gigante inmobiliario de primer nivel.Testa Residencial, la socimi de pisos en alquiler participada por Santander, BBVA y Acciona, sopesa salir a Bolsa en el segundo trimestre de 2018, entre los meses de abril y mayo, según informaron ayer fuentes del mercado, confirmando así lo avanzado por CincoDías en mayo. La compañía debutará así en el parqué tras convertirse en la primera compañía de pisos en renta del país.

Según la operación que ayer dio visto bueno la junta, el grupo que preside José Manuel Entrecanales entrará en el capital de Testa con una participación de 21%, que le convierte en segundo máximo accionista de la socimi por detrás del Santander (36%), a cambio de aportar a la compañía un millar de viviendas.

La asamblea aprobó, además, la entrada de Acciona en el consejo de la socimi, donde estará representada por Isabel Antúnez, directora general de área de Desarrollo y Promoción Inmobiliaria del grupo de construcción y energías renovables.

Los socios de Testa también dieron ‘luz verde’ al nombramiento de Javier Alarcó Canoso como consejero independiente, según informaron en fuentes de la empresa a Ep.

La operación se enmarca en la estrategia de crecimiento que Testa se fijó tras su constitución en octubre de 2016, fruto de la fusión de Merlín y Metrovacesa. Esta ‘hoja de ruta’ tiene como fin último la salida a Bolsa de la firma, tal como establece su condición de socimi.

En virtud del régimen legal de las socimi, la firma cuenta con plazo hasta el 30 de septiembre de 2018 para salir al mercado, con lo que la compañía prevé comenzar a trabajar ya a comienzos del nuevo año en su estreno en Bolsa, con la previsión de tenga lugar en el segundo trimestre del ejercicio.

En cuanto a la estrategia de crecimiento, la integración del negocio de alquiler de Acciona constituye la segunda gran operación realizada por Testa en apenas su primer año de existencia. La primera tuvo lugar a comienzos de este ejercicio, cuando sus bancos accionistas le traspasaron un paquete de 3.300 viviendas.

Ahora, una vez que culmine la operación con Acciona, Testa Residencial pasa a contar con un parque de 9.041 viviendas para alquilar a particulares, repartidas en 118 edificios y valorada en unos 1.816 millones de euros.

La compañía generará ingresos de unos 70 millones de euros al año por el arrendamiento de esta cartera de pisos, más de la mitad de los cuales (el 51%) están ubicados en la Comunidad de Madrid. La operación dará así lugar a un nuevo ‘gigante’ inmobiliario, inédito en España, dado que supondrá constituir la primera compañía de pisos en renta en el país.

Heredera de Metrovacesa

En torno a Merlin. Testa Residencial se constituyó el pasado año como socimi y es resultado de varias operaciones corporativas. Cuando Merlin, cotizada actualmente en el Ibex 35, compró Testa a Sacyr en 2015 heredó un negocio de viviendas proveniente a su vez de la extinta Vallehermoso, una actividad no estratégica para la socimi encabezada por Ismael Clemente.

Al año siguiente, la empresa encontró la solución en una doble operación: integraba los activos comerciales de Metrovacesa en Merlin y constituía a la vez la nueva compañía Testa Residencial, uniendo sus casas a las de Metrovacesa. Acciona ha encontrado así en su alianza con Merlin una salida para sus viviendas en alquiler, un negocio que en el pasado consideró sacar a Bolsa o convertirlo en una socimi propia.

Fuente: Cinco Días