Hoy se aprobará en Consejo de Ministros un Real Decreto-Ley que contempla una prórroga antidesahucios hasta 2020 para aquellos colectivos en los que sobrevengan circunstancias familiares de especial vulnerabilidad  según la Ley 1/2013, de 14 de mayo, para reforzar la protección de los deudores hipotecarios, reestructuración de la deuda y alquiler social.

Hasta ahora, se beneficiaban de esta suspensión la familia numerosa y la unidad familiar monoparental con dos hijos a cargo o de la que forme parte un menor de 3 años o en la que alguno de sus miembros tenga declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite de forma permanente para realizar una actividad laboral-, así como -conforme a Ley 25/2015- el deudor mayor de 60 años, aunque no reúna los requisitos para ser considerado unidad familiar (Memento Procesal Civil, marg. nº 7658.1).

Las nuevas medidas introducidas incluirán a familias con menores a cargo, sin el límite de los 3 años de edad, deudores en paro y víctimas de violencia de género. Se ofrece también la posibilidad de que la persona que pierde su vivienda pueda quedarse a vivir en ella en régimen de alquiler o pueda recuperarla con más facilidades de pago.

Para más información, consulta nuestro Memento Procesal Civil 2017.

Fuente: El Derecho