La socimi Hispania se ha visto obligada a dejar en suspenso el proceso de venta de su cartera de oficinas que emprendió el pasado mes de marzo, ante la incertidumbre actual del mercado, fundamentalmente generada por el reto independentista en Cataluña.

«A la vista de las actuales circunstancias de incertidumbre en Cataluña, la sociedad ha decidido posponer el proceso de desinversión de activos de la cartera de oficinas hasta el primer trimestre del año 2018»,  apuntó la sociedad este martes un comunicado a la CNMV.

Hispania reconoció en un hecho relevante en agosto que negociaba la venta con Swiss Life, por cerca de 500 millones. Pero la incertibumbre creada por el proceso independentista ha provocado que pasasen las semanas sin acabar de cerrar el acuerdo. Ya en los últimas semanas esta era una opción que se barajaba en el sector.

En virtud de esta operación, la firma participada por George Soros pretendía vender en bloque 24 edificios de oficinas, valorados en de 498,3 millones de euros. Cinco de estos inmuebles, estimados en 118 millones, están ubicados en Barcelona.

Ante la incertidumbre que actualmente se registra en el mercado, y a pesar de que ya estaba analizando distintas ofertas, la socimi ha optado por dejar en suspenso unos meses la venta, que pretende retomar en el primer trimestre de 2018, tal como avanza el diario Expansión.

Se trata de un golpe muy serio para el sector inmobiliario, según comentan varias fuentes del mercado, ya que el perfil de Swiss Life, muy conservador y buen pagador, normalmente acude cuando la economía está muy estabilizada. De hecho, señalan, puede suponer una señal de salida para otros fondos institucionales, de seguros y pensiones internacionales que buscan estabilidad.

Hispania colgó el cartel de se vende en su cartera de oficinas en el marco de la estrategia con que se constituyó esta inmobiliaria, que contempla un periodo inicial de inversión y otro de puesta en valor y venta de estos activos, y cuyo objetivo final es quedarse como socimi meramente hotelera.

En virtud de esta política de negocio, la socimi ya comenzó a inicios de año a vender también la cartera de pisos en renta con que contaba. En este caso, la desinversión se realizó «al por menor», esto es, entre particulares.

El objetivo final de Hispania, una vez que materialice estas desinversiones, es quedarse como socimi exclusivamente hotelera. En la actualidad, ya cuenta con una cartera de 39 hoteles, que suman 11.200 habitaciones, que la sitúan como primera propietaria de establecimientos hoteleros del país. El proyecto a partir del cual se constituyó la socimi concluirá en el horizonte de 2020, cuando la compañía se venda como plataforma hotelera.

Fuente: Cinco Días