La CNMV ha pedido explicaciones a Amrest, la compañía de restauración dueña de La Tagliatella entre otras marcas, sobre más de medio centenar de puntos de sus cuentas anuales consolidadas de 2018 y del primer trimestre de 2019.

Se trata de los primeros estados financieros que la empresa de origen polaco registró después de trasladar su domicilio a España y de debutar en Bolsa, y por tanto, los primeros en los que tuvo que pasar el escrutinio del supervisor.

Este no se ahorra recomendaciones y peticiones adicionales de información sobre diversos aspectos contables, la mayor parte de ellas referidas al registro de los negocios internacionales de la compañía, a la distinción entre sus restaurantes propios y franquiciados, a las adquisiciones que realizó durante el pasado ejercicio, o incluso a la forma en la que dividió geográficamente el origen de sus ingresos.

La entidad que preside Sebastián Albella las hizo llegar el pasado 24 de julio, y la contestación de Amrest tuvo entrada en el registro del supervisor el 23 de octubre.

Fuentes cercanas a la compañía confirman que esta solicitud de información no ha derivado en una reformulación de las cuentas sobre los ejercicios en cuestión, y la entienden como una manera de aclarar ante la CNMV la complejidad de su negocio.

En total son 53 puntos aclaratorios, de los cuales 39 corresponden a petición expresa de información adicional o justificaciones de los métodos utilizados a la hora de elaborar distintas partes del informe financiero.

Otros 14 corresponden a recomendaciones a la hora de reflejar la información financiera en línea con las distintas normativas contables internacionales. “Apreciamos cada recomendación y recordatorio que va a mejorar nuestro proceso de presentación de informes y hacerlo más transparente y de acuerdo con las leyes y regulaciones aplicables”, contesta la compañía en su informe.

“Nos comprometemos a abordar las recomendaciones mencionadas (…) y a tenerlas en cuenta a la hora de elaborar las cuentas anuales individuales y consolidadas, añade.

Fuente: Cinco Días