Japón ha pedido ayuda al Líbano en relación con Carlos Ghosn, según ha apuntado un alto funcionario japonés que calificó de «lamentable» la fuga del ejecutivo. El Gobierno nipón, en todo caso, no ha llegado a concretar qué busca obtender de las autoridades de Beirut, donde Ghosn re ha refugiado tras una espectacular fuga de su arresto domiciliario en Tokio.

Ghosn, ex presidente de Nissan y hasta hace meses uno de los ejecutivos más prominentes del sector del motor, ha escapado de lo que él califica de un sistema judicial «amañado» en Japón, donde se enfrenta a múltiples cargos relacionados con mala conducta financiera. Actualmente está en situación de fugado en el país donde creció, si bien nació en Brasil.

El ex ejecutivo ha negado cualquier mala conducta y ha dicho que fue víctima de»apuñalamiento por la espalda» y una «conspiración», en la que asegura participó el Gobierno de Tokio, para hacer descarrilar sus esfuerzos por fusionar Renault y Nissan. Ghosn fue el principal artífice de la alianza entre los dos gigantes del motor, que mantienen aún participaciones cruzadas.

Las autoridades japonesas han asegurado que podrían presionar para la extradición de Ghosn del Líbano, si bien el país mediterráneo no suele extraditar a sus ciudadanos. El secretario jefe del gabinete del Gobierno, Yoshihide Suga, ha esquivado las preguntas sobre lo que exactamente ha pedido Japón al Líbano, más allá de «encontrarde la verdad». «Es necesario considerar cuidadosamente los sistemas legales de ambos países», dijo en una conferencia de prensa.

Ghosn hablará mañana con los medios de comunicación, y se espera que detalle algunas de las acusaciones que ha hecho contra Nissan. Citando una entrevista con Ghosn, Fox Business informó que el ex ejecutivo dijo tener «pruebas reales» y documentos para demostrar que hubo un golpe respaldado por el gobierno japonés para «eliminarlo». Él prevé identificar a los que cree responsables en dicha conferencia de prensa, según la cadena.

Por su parte, Nissan ha asegurado que la huida de Ghosn no altera su responsabilidad por «falta grave». «La compañía continuará tomando las acciones legales apropiadas para responsabilizar a Ghosn por el daño que su mala conducta ha causado a Nissan», dijo el fabricante de automóviles japonés en un comunicado.

Fuente: Cinco Días