El Banco de España ha hecho hoy pública una dura sanción contra ING por informar «deficientemente» a sus clientes sobre el tipo de interés que se les iba a aplicar en las hipotecas. La filial del grupo holandés homónimo ha tenido que pagar dos multas que suman 5,4 millones de euros.

La primera infracción grave penada por el supervisor bancario tiene que ver con algunos gastos ligados a la formalización de créditos, que no estaban adecuadamente explicados. Según la información hecha pública por el Banco de España, ING no calculaba adecuadamente la Tasa Anual Equivalente (TAE), ni en la información precontractual ni en la documentación contractual, «al no incluirse en dicho cálculo algunos de los gastos de formalización a cargo del cliente».

Por estas irregularidades, ING es sancionado con una multa de tres millones de euros.

Además, la institución dirigida por Pablo Hernández de Cos le impone otra multa de 2,4 millones de euros por la comisión de otra infracción grave al no controlar suficientemente a las gestorías contratadas para facilitar «ofertas vinculantes a los clientes».

Fuentes de ING explican que la entidad «ha colaborado activamente desde el comienzo de la inspección» por parte de la autoridad bancaria y aseguran que el banco «ya ha subsanado las deficiencias”.

El Banco de España ha sancionado durante 2019 a otras entidades financieras por motivos similares. En mayo se hicieron públicas las multas por valor de 7,9 millones impuestas a Santander y Unicaja.

Fuente: Cinco Días