Inditex cumple con las expectativas, supera el efecto adverso del buen tiempo en el arranque del otoño y la Bolsa aplaude sus resultados con una subida del 4%. El grupo dueño de Zara y Massimo Dutti ha logrado un beneficio neto de 2.341 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (que empieza en febrero) un 6% más.  Las ventas de febrero a octubre ascendieron a 17.963 millones, con un incremento del 10%, mientras que las ventas comparables (excluido el efecto de apertura de nuevas tiendas) han mantenido un «fuerte crecimiento». Las cifras presentadas están en línea con lo que esperaban los analistas. 

La buena noticia para los inversores están sobre todo en los datos de noviembre y primeros días de diciembre, que coincide con el arranque del último trimestre de su ejercicio fiscal, potente en ingresos. Según ha anunciado la compañía a la CNMV, las ventas en tienda y online a tipos de cambio constantes han aumentado un 13% en el período desde el 1 de noviembre hasta el 11 de diciembre de 2017. Es decir, las altas temperaturas de un otoño inusualmente cálido no parece haber afectado al volumen de negocio (a tipos de cambio constantes). Los datos «parecen confirmar que ha habido trasvase de ventas de septiembre/octubre (caluroso en Europa) a noviembre/diciembre», señalan los  analistas de Sabadell. «Creemos que el inicio del cuarto trimestre es lo suficientemente fuerte como para generar confianza en las perspectivas de crecimiento de la compañía y apoyar el comportamiento de la acción», añaden.

Pablo Isla, presidente de la compañía, defendió en la conferencia con analistas tras la presentación de los resultados el «fuerte desempeño» que está teniendo el grupo en lo que va de ejercicio. «Hemos crecido en ventas en todas las geografías», subrayó. El directivo ha señalado que la empresa sigue viendo «fuertes oportunidades» de crecimiento y apuntó que mantendrá una alta inversión tanto en aperturas emblemáticas a través de flagships como en su sistema logístico.

Más información

El resultado de explotación (Ebit) de febrero a octubre alcanzó 2.993 millones, un 6% superior al del mismo periodo del año anterior y el resultado operativo (Ebitda) se situó en 3.819 millones, un 5,8% más. El margen bruto alcanza los 10.319 millones, un 57,4% sobre las ventas, algo por debajo del 57,9% de los nueve primeros meses de 2016. El director financiero del grupo restó importancia al deterioro de los márgenes que ha vivido la compañía en el periodo y lo ligó a los tipos de cambio. En esta línea, el directivo destacó la «muy interesante» generación de caja de la compañía y aseguró que hay que esperar a marzo para avanzar cómo será la política de retribución al accionista, aunque recordó que el dividendo ha ido creciendo año tras año.

Inditex «prosigue con la expansión global de su modelo integrado de tiendas y venta online».En el apartado de la tienda física, la compañía ha abierto 212 establecimientos en 52 mercados. El grupo ha alcanzado además los 94 mercados en los que está presente tras su entrada el pasado verano en Bielorrusia, donde ya han abierto prácticamente todas sus cadenas.

Son ya 7.504 tiendas las que tiene Inditex repartidas por todo el mundo. La compañía anunció el martes la puesta en venta de 16 locales, alguno de ellos tan emblemáticos como el de la calle Preciados de Madrid, en una operación que fuentes del mercado han cifrado en unos 400 millones de euros, con el objetivo de no tener establecimientos en propiedad sino en régimen de alquiler.. 

Con relación a la plataforma online, Inditex alcanza ya los 45 mercados, tras iniciar en octubre la venta online para Zara en la India. En esta estrategia, la compañía prosigue con la implantación de puntos de recogida automatizada de pedidos online en tiendas.

Fuente: Cinco Días