La gestora de activos inmobiliarios y financieros Haya Real Estate ha anunciado su intención de presentar un expendiente de regulación de empleo (ERE) para los trabajadores que responde a «causas organizativas, económicas, productivas o técnicas». La compañía señala que ha experimentado durante los últimos meses «una serie de cambios que requieren de una nueva estructura para seguir dando un servicio de alta calidad a los clientes y poder aprovechar las oportunidades que ofrece el nuevo contexto de mercado».

Haya Real State iniciará conversaciones formales con los representantes de los trabajadores en los próximos días, cuyo número se aproxima al millar de personas. La empresa nombró a comienzos de enero a Carlos Abad como nuevo presidente en lugar de Juan Hoyos, mientras que el que fuera director general de Negocio y Operaciones, Enrique Dancausa, ha pasado a ocupar el cargo de consejero delegado.

Haya Real Estate perdió 20,2 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, casi siete veces más que en el mismo periodo de 2018, en el que registró unas pérdidas de 3 millones. A comienzos de enero, la entidad Sareb adjudicó a Haya Real Estate el contrato de gestión de parte de su cartera de activos en alquiler, un total de 3.300 inmuebles de los que un 54 % son viviendas, tras un proceso competitivo en el que participaron cinco de los principales prestadores de este servicio en el mercado.

Fuente: Cinco Días