Gas Natural Fenosa ha anunciado un beneficio neto de 793 millones de euros entre enero y septiembre de 2017, lo que supone una caída del 14,7%. El Ebitda, de 3.140 millones, retrocede un 12%, en línea con lo que habían previsto los analistas consultados por Reuters. La acción cotiza plana en Bolsa.

A pesar de la caída, la compañía mantiene la previsión de beneficio neto anual de entre 1.300 y 1.400 millones de euros para este año, según se fijó en el plan estratégico, siempre «sujeto al calendario de cierre de la venta de operaciones en Italia». La compañía ha ajustado las cifras tras la venta de su negocio de distribución y comercialización de gas en Italia por 1.020 millones, que generará unas plusvalías netas de unos 190 millones de euros.

Según explica la compañía, la caída de resultados se concentra en el negocio de electricidad España cuya evolución se ha visto condicionada por factores climatológicos, con contracción de la producción hidráulica de Gas Natural Fenosa del 72,4%. La demanda de electricidad en España, en relación con la registrada en el mismo trimestre de 2016, disminuyó un 0,4% hasta los 62.240 GWh, y rompe así la tendencia de crecimiento positivo de los cinco últimos trimestres.

El negocio de distribución de gas aportó el 42,8% del Ebitda total consolidado; la distribución de electricidad un 25,9%; la actividad de gas un 17,4% y la actividad de electricidad un 15,2%.

En cuanto al dividendo, gas Natural ha reiterado su política de abonar un pay out mínimo del 70% con un pago mínimo de 1 euro por acción.

Fuente: Cinco Días