La constructora FCC ha cerrado el tercer trimestre con un beneficio neto de 153 millones de euros, cifra que contrasta con los179 millones que perdió a estas alturas del año pasado. Tal y como explica en su comunicación a la CNMV, la diferencia principal son las menores dotaciones. El año pasado, en septiembre hizo saneamientos contables en la división de cemento por 300 millones de euros e hizo provisiones en construcción por 53,4 millones.

En términos de ingresos, la facturación ha bajado el 2,8% hasta los 4.256,2 millones de euros. La compañía ha achacado esta reducción a la exclusión de Giant (operaciones del área de Cemento en Estados Unidos) de las cifras del 2017, que fue desconsolidada a partir del 1 de noviembre de 2016, así como a la fortaleza del euro frente a gran parte de las monedas en las que opera el grupo. Ajustado por ambos efectos y de forma acumulada en los nueve primeros meses de 2017, los ingresos del Grupo FCC registraron un aumento del 2,3%.

Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 2,6%, hasta 597,1 millones de euros. Ajustado por los efectos que influyeron en la cifra de ingresos, el Ebitda aumentó un 2%. El margen Ebitda, con un 14%, se mantiene en niveles similares al obtenido en el mismo periodo del año anterior.

La evolución del Ebitda, según ha explicado la compañía, incorpora los resultados de la mejora de la eficiencia de los gastos de estructura (-22,2% respecto el año anterior), el logro de sinergias y las medidas implantadas para aumentar la productividad.

Fuente: Cinco Días