España fue el segundo país más visitado del mundo en 2018, con 82,6 millones de turistas, y el segundo que más ingresos obtuvo, con 90.000 millones de euros. Un informe elaborado por el Consejo Mundial del Turismo (WTTC por sus siglas en inglés), un lobby privado que reúne a la gran industria mundial del turismo, cuestiona esta clasificación, ya que lleva a las dos grandes ciudades turísticas en España (Barcelona y Madrid) a posiciones mucho más retrasadas.

En concreto, el informe sobre el impacto del turismo en las ciudades de todo el mundo, presentado el viernes, lleva a Barcelona a la vigésimo quinta posición, con 8.304 millones de euros, y a Madrid a la vigésimo novena con 6.964 millones de euros. ¿Por qué se produce este retroceso? El organismo mide el impacto del turismo, tanto doméstico como extranjero, en el PIB local y eso es lo que explica que Madrid y Barcelona queden relegadas en favor de otras ciudades, en las que el peso del turismo nacional es mucho mayor. Pese a que los extranjeros gastan más que los nacionales, las cifras depuradas muestran más bien lo contrario, ya que la parte más importante del gasto (el viaje) computa en el país de origen. Y el peso del gasto del viajero extranjero es muy elevado en Barcelona (82,9%) y Madrid (64,3%). Esa razón explicaría el hecho de que Munich se situé por delante de Madrid y Barcelona, con 10.000 millones, ya que el gasto del viajero alemán roza el 50% del total.

No ocurre así en el resto de capitales europeas, en las que el peso del gasto del turismo extranjero también es muy elevado. De los 31.786 millones de euros que genera el turismo en la capital francesa, el 73,2% procede de los extranjeros. En el de Londres, la aportación de los foráneos es superior, con un 84,8% de los 16.250 millones, mientras que en el de Roma llega el 66,4% de los 8.929 millones.

La lista esta dominada por las ciudades asiáticas, que se benefician del gigantesco tamaño de los mercados domésticos. Es el caso, por ejemplo, de Shanghai, que ocupa la primera posición de la clasificación (32.054 millones de euros), con una población de 25 millones de habitantes y al mismo tiempo integrada en un país de 1.200 millones de habitantes. Esos dos factores son determinantes para que otras dos ciudades chinas (Pekín y Shenzen), ocupen el tercer y décimo puesto de la clasificación. En Pekín viven 21 millones de ciudadanos y en Shenzen otros 12,5 millones.

En la lista de las diez ciudades del mundo que más ganan con el turismo, también aparecen otras tres asiáticas (Bangkok, Tokio y Macao). En el caso de las dos primeras, la clave está también en la superpoblación del destino tailandés (8,3 millones en la ciudad y 69 millones en el país) y del japonés (9,2 millones en la ciudad y 126 millones en el país). En el de Macao, la clave no es la población (apenas llega a 625.000 habitantes censados), sino a ser la capital del juego en Asia, con más de 30 casinos.

Esa misma razón es la que justifica que Orlando ocupe la quinta posición de la clasificación, con 23.482 millones de euros, gracias al parque temáticos DisneyWorld, y que Las Vegas llegue a la undécima posición, con 17.232 millones de euros.

Fuente: Cinco Días