Herramientas para el texto

1 de Marzo de 2017

MADRID (Reuters) – El Tribunal Supremo rechazó el martes que los restos del dictador Francisco Franco fueran exhumados del Valle de los Caídos, lugar construido por presos de la guerra civil en el que yace el general que gobernó España durante 40 años.

Reuters


REUTERS/Paul Hanna

La Sala Tercera del Tribunal Supremo desestimó el recurso presentado en julio del año pasado por el exmagistrado Baltasar Garzón junto a los abogados Manuel Ollé y Eduardo Ranz, por el que solicitaban que el Valle de los Caídos fuese transformado en un espacio de memoria de las víctimas de la guerra civil española (1936-39) y la dictadura franquista.

Los tres letrados reaccionaron a la decisión adelantando su intención de recurrir la sentencia del Supremo ante el Tribunal Constitucional y, en su caso, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

«Esperaremos lo argumentos, pero adelantamos que habrá recurso de amparo y en su caso demanda ante el TEDH. España no puede seguir ignorando a las más de 114.000 víctimas del franquismo y seguir financiando un monumento que ejemplifica la revictimización constante de aquéllas», dijeron en una nota de prensa.

Los tres demandantes habían reclamado en su petición que se trasladasen los restos del general Francisco Franco y del político fundador de Falange José Antonio Primo de Rivera y fuesen depositados donde lo decidiesen las familias.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica lamentó la decisión judicial al considerar que no protege a las víctimas del franquismo.

«El Valle de los Caídos es una vergüenza para España, para Europa, y se trata de un síntoma más de la fragilidad de la cultura democrática de la democracia española», dijo la asociación en un comunicado.

La decisión judicial llega en un momento en el que la memoria histórica ha vuelto a la actualidad, con iniciativas civiles y parlamentarias para que se aplique la ley aprobada por el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español en 2007.

Esa norma instaba a las autoridades a que retiraran todo símbolo franquista, pero su aplicación ha sido minoritaria en un país en el que aún hay calles y plazas que llevan el nombre de Franco o ensalzan el alzamiento militar que dio lugar a la guerra civil.

El PSOE presentó a principios de este mes una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno del Partido Popular a reanudar la aplicación de la legislación sobre la memoria histórica y exhumar los restos del dictador. [nL5N1FU4XS]

La propuesta socialista no tiene carácter vinculante pero probablemente obtenga el visto bueno del pleno del Congreso, donde son mayoría los partidos que abogan por aplicar una ley que apoyaba también la exhumación de decenas de miles de cadáveres que se estima que hay en fosas de toda España.

Vote:

Resultado:

4 votos


Fuente: Legal Today