El socio de LaLiga en EE UU: un rey del ladrillo y promotor de Miami como capital deportiva

El 29 de julio de 2017 fue una fecha que significó un punto de inflexión para el fútbol español. Ese día, en el Hard Rock Stadium de Miami, donde juega sus partidos el equipo local de fútbol americano, los Dolphins, Real Madrid y FC Barcelona se enfrentaron por primera vez fuera de territorio español. Solo fue un partido de pretemporada, dentro del macrotorneo estival International Champions Cup, pero las 66.000 personas que llenaron las gradas, y los 1,7 millones de espectadores que lo vieron en EE UU por el canal de pago ESPN, siendo el partido amistoso más visto en EE UU entre equipos extranjeros, resultó una prueba de fuego para tomar la decisión anunciada ayer: jugar al menos un partido de Liga allí.

Un acuerdo, el firmado entre LaLiga y la compañía de entretenimiento Relevent, que ha cristalizado después de año y medio de negociaciones. La patronal del fútbol español ha elegido a un operador experto en el sector deportivo y del entretenimiento estadounidense, con el que creará una joint venture con base en Nueva York. Sin embargo, el proyecto estadounidense de LaLiga pivotará sobre una ubicación al sur de los rascacielos. De nuevo, Miami sale a escena.

Allí tiene su base de operaciones el empresario de 78 años Stephen Ross, dueño del fondo de inversión RSE Venture, propietaria a su vez de Relevent Sports, y que lleva años invirtiendo en el mundo de los deportes y la tecnología. Por ejemplo, ha sido uno de los inversores de la startup NextVR, ahora aliada de la NBA para la emisión de sus partidos usando la realidad virtual, o en la Drone Racing League, competición estadounidense de carreras de drones.

Ross es presidente de Related Companies, inmobiliaria dedicada al lujo con activos que suman cerca de 50.000 millones de dólares. Ocupa el puesto 205 en la lista de multimillnarios de Forbes, con una fortuna estimada en 7.600 millones de dólares (6.600 millones de euros), que gasta en donaciones a la Universidad de Michigan, hasta 378 millones de dólares en total, y en deporte. Ross. Es propietario de los Miami Dolphins, una de las franquicias más conocidas del fútbol americano. Por ella, por su estadio y por sus terrenos adyacentes pagó más de 1.100 millones de dólares. Miami, una ciudad en la que el 70% de su población es latina, ha sido la sede principal de la International Champions Cup, y con toda probabilidad acogerá los partidos oficiale que, a partir de esta temporada, LaLiga celebre en territorio estadounidense.

Ross también ha conseguido trasladar el Másters 1000 de tenis de Miami, que durante los últimos 30 años se ha celebrado en la pequeña isla de Cayo Vizcaíno, al propio Hard Rock Stadium, alrededor del cual se están construyendo 29 pistas de tenis permanentes, mientras que la central, donde se celebrarán las finales y los partidos importantes, tendrán lugar dentro del propio estadio, que se transformará en un recinto con capacidad para 14.000 personas. Desde que es su propietario, Ross ha invertido más de 500 millones de dólares en el estadio, incluida la instalación de una cubierta sobre las tribunas del mismo. Su próximo objetivo, llevar la Fórmula 1 a la ciudad costera y consolidarla como capital deportiva

Fuente: Cinco Días

By |2018-08-18T15:12:05+00:0018 agosto, 2018|Categories: Actualidad Económica, Actualidad Jurídica, Cinco Días|Tags: , , , , , , , , , , , |Comentarios desactivados en El socio de LaLiga en EE UU: un rey del ladrillo y promotor de Miami como capital deportiva