Herramientas para el texto

13 de Junio de 2017

El Gobierno espera un debate bronco el martes en la moción de censura de Podemos contra el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que ha dado orden a sus ministros de prepararse para defender la labor del Partido Popular, dijo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el lunes.

Reuters


REUTERS/Juan Medina

Sáenz de Santamaría no desveló si Rajoy intervendría en el «numerito nacional» de Podemos, una iniciativa sin visos de prosperar dada la falta de apoyos pero cuyo candidato a la presidencia, Pablo Iglesias, considera una «responsabilidad ética» ante la oleada de presuntos casos de corrupción que cercan al PP.

«Será un espectáculo mediático, lo que busca Podemos es recuperar foco (..) buscarán un debate bronco con golpes fuertes. Como la crisis económica está siendo remontada, (Podemos) tiene que hacer su tarea», dijo Sáenz de Santamaría en una entrevista en RTVE.

Para la «batalla campal» que la vicepresidenta teme en el Parlamento, donde el PP perdió la mayoría absoluta el año pasado, Rajoy ha dado orden a sus ministros de que «estén preparados» para intervenir en un debate que podría prolongarse hasta el miércoles.

Pese a gobernar en minoría, Sáenz de Santamaría defendió el «diálogo y colaboración» emprendida por el Gobierno, ensalzando específicamente los acuerdos alcanzados con siete fuerzas políticas para aprobar los presupuestos generales del Estado de este año.

Como tercera fuerza política del Congreso, Podemos y sus confluencias están lejos de la mayoría absoluta de 176 escaños con la que desalojar del poder al PP, que en los últimos meses ha visto aflorar nuevos casos de corrupción entre exdirigentes y se ha tenido que defender de acusaciones de injerencia en el poder judicial.

En su intervención en la cámara baja, Iglesias propondrá un plan alternativo de gobierno centrado en la lucha contra la corrupción y también en el modelo económico y fiscal de Portugal, donde se han subido salarios y conseguido el menor déficit presupuestario que se recuerda, según adelantó en una entrevista con Reuters la semana pasada.

Desde el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la iniciativa se considera no sólo un ataque al PP sino también al nuevo líder socialista, Pedro Sánchez, al obligarle a posicionarse ante Rajoy, cuya dimisión pidió insistentemente durante la campaña que le llevó a recuperar la secretaría general socialista el mes pasado.

«Estamos en contra de la propia génesis de la moción y del desarrollo, a día de hoy no sabemos qué programa va a presentar el señor Iglesias, no ha tenido intención de compartirlo», dijo el portavoz provisional del PSOE en el Congreso, José Luis Ábalos, en Onda Cero.

Es previsible que Ábalos recuerde a Iglesias que el año pasado tuvo la oportunidad de apartar al PP del poder si hubiera apoyado la investidura de Sánchez, que no ha descartado encabezar una moción en el futuro y que el lunes decidirá si el PSOE finalmente se abstiene ante la de Podemos.

«Todos los casos de corrupción y uso de las instituciones ya se saben desde hace año y pico, ahora se están primando intereses partidistas», dijo Ábalos.

Vote:

Resultado:

1 votos


Fuente: Legal Today