La opa y exclusión de cotización de Parques Reunidos tiene un invitado inesperado. El fondo activista Elliott ha tomado el 12,79%, según los registros de la CNMV. Una participación valorada en 143 millones.

El fondo nórdico EQT —junto a Corporación Financiera Alba y el Grupo Bruxelles Lambert— lanzaron una opa sobre el dueño del Parque de Atracciones de Madrid, a 14 euros por acción, que valoraba la compañía en 630 millones. La operación se saldó con que la sociedad Piolin Bidco, la sociedad que fundaron los tres socios para lanzar la oferta, controle el 86% de la compañía.

El porcentaje alcanzado por los opadores es alto, pero no lo suficiente como para excluir obligatoriamente de Bolsa a la compañía, como declararon que era su intención. La ley de opas establece que cuando el comprador alcance el 90% de las acciones puede exigir a los minoritarios que le vendan sus títulos, en el llamado squeeze-out.

EQT lanzó, por tanto, una orden sostenida de compra al mismo precio de la opa. Paralelamente, ha promovido una junta de accionistas, que se celebrará el próximo 29 de octubre, donde está previsto que los socios den el visto bueno a la exclusión de Bolsa, además de ratificar el plan de refinanciación pactado con la banca.

Se desconoce aún el papel que tomará Elliot ante esta próxima cumbre, si bien suele caracterizarse por hacerse escuchar y poner en jaque las intenciones de los administradores de las sociedades. En cualquier caso, el peso de EQT en la compañía es tal que se podrá garantizar que todos sus planes salgan adelante en la cumbre. 

Fuente: Cinco Días