EE UU intensifica su campaña contra Huawei en Europa. Tras amenazar a sus socios europeos el pasado fin de semana durante la conferencia de seguridad de Múnich con dejar de compartir inteligencia con ellos si se abren a Huawei, hoy ha sido el el subsecretario de Estado adjunto de EEUU para la comunicación internacional y cibercomunicación, Robert Strayer, volvió a presionar con el mismo mensaje, pero esta vez referido a España.

Strayer ha avisado al Gobierno español sobre los riesgos de utilizar tecnología de los fabricantes chinos chinos Huawei y ZTE en sus redes 5G y ha dejado claro que si se usan sus tecnologías se pondría en peligro la compartición de datos de seguridad e inteligencia. La advertencia se ha realizado desde la Embajada norteamericana en Madrid, donde ha tenido lugar una mesa redonda en presencia de periodistas.

El alto funcionario estadounidense ha vuelto a pedir la exclusión por completo de Huawei en el despliegue de las redes 5G, y no solo en el núcleo de estas sino en la totalidad de las mismas. “Hay que protegerse en todas las partes de la red”, subrayó. Strayer añadió que los gobiernos europeos deberían “presionar” a las operadoras para que solo haya proveedores fiables en las redes 5G, y reiteró que el peso de esa decisión “no debería” recaer en las telecos sino en las autoridades nacionales.

El embajador de EE UU para las telecomunicaciones ha cerrado hoy una visita a España durante la cual se ha entrevistado con altos cargos de los ministerios de Exteriores y Economía, así como con reguladores y operadoras, entre ellas Telefónica. Aunque no ha advertido a España de posibles represalias en caso de que Huawei esté en sus redes 5G, sí ha recordado la “buena cooperación” bilateral, por ejemplo en la OTAN y a nivel policial, y resaltó que si los países “adoptan tecnología que no es de confianza, eso afectará a nuestra capacidad de compartir información al más alto nivel”.

Strayer ha defendido que Ericsson, Nokia y Samsung son proveedores seguros y fiables. “En EE UU estamos usando sus tecnologías para desplegar el 5G en docenas de ciudades. Y Huawei no tiene la ventaja tecnológica que proclama China”, ha subrayado. En este sentido, consideró que «hay que desmitificar» el liderazgo de la compañía china en 5G, de la que aseguró que está inmersa en «una campaña para engañar a la población de Europa» sobre esta tecnología.

Huawei, que denuncia el «trato injusto» que le da EE UU, ha informado hoy que ya ha cerrado 91 contratos comerciales relacionados con la tecnología 5G a nivel global y ha desplegado más de 600.000 unidades de antenas activas Massive MIMO 5G. Ryan Ding, presidente de la unidad de negocio de Carrier de Huawei, ha anunciado también la puesta en marcha del programa 5G Partner Innovation, una iniciativa que nace con el objetivo de construir un ecosistema 5G «dinámico para favorecer el éxito de esta nueva tecnología móvil».

En los últimos meses, varias telecos europeas como Telefónica o Vodafone han anunciado que irán retirarán la presencia de Huawei de los núcleos de sus redes 5G, a fin de diversificar proveedores. Sin embargo, Strayer ha reiterado hoy la posición de su Gobierno de que las zonas menos sensibles de las redes también son un foco de “potencial vulnerabilidad”. Actualmente, Telefónica depende de Huawei para su despliegue 5G, ya que seleccionó al fabricante chino como proveedor del núcleo de su red de quinta generación con el objetivo de mantener una estrategia continuista, ya que el core de su red 4G usa tecnología de Huawei.

Strayer se encontraba en Madrid como parte de una gira que está realizando en Europa para presionar a las autoridades y empresas de la UE para que se excluya por completo de las redes 5G a Huawei, a la que EE UU tacha de «caballo de Troya» de los servicios de inteligencia de Pekín. «No podemos poner nuestra información importante en riesgo de ser accedida por el Partido Comunista chino», ha concluido Strayer, que recordó que la ley china de seguridad nacional obliga a las compañías de ese país, incluso privadas, a cooperar con los servicios de inteligencia y seguridad y a mantener esa cooperación en secreto, lo que muestra el control que puede tener el Partido Comunista de China sobre la información que circule por las redes de telecomunicaciones donde sus empresas tengan presencia.

La ministra española de Exteriores, Arancha González-Laya, ha anunciado hoy que el Gobierno creará un panel de alto nivel para abordar la tecnología 5G y su impacto en las relaciones exteriores, ante las presiones de EE UU contra Huawei en este campo, informó EP. Dicho panel estará integrado por personas expertas en temas donde la tecnología tiene una intersección con las relaciones exteriores y dará “recomendaciones” al Gobierno.

El pasado enero, la UE pidió a los países miembros restringir a los proveedores de «alto riesgo», en clara alusión a Huawei y ZTE, en sus redes 5G, pero la Comisión no descarta por completo a las compañías chinas, una decisión que no ha gustado nada a EE UU.

Fuente: Cinco Días