De los 129 países que analiza el Índice Mundial de Innovación, España ocupa el puesto 29, uno más abajo que en 2018. Dentro de los 28 países de la Unión Europea, ha caído del puesto 18 al 19. Pedro Duque, ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, ha asegurado este miércoles en el primer Congreso Nacional de Innovación organizado por APD que los centros de estudio son “la punta de lanza” para lograr revertir la situación, así que, impulsar ese talento es, según Duque, “una parte importante de los objetivos del Ministerio”.

Una de sus previsiones es elevar por encima de los 2.900 millones de euros las subvenciones para investigación, desarrollo e innovación, que según el ministro se ejecutan prácticamente al 100%.También ha planteado una ley orgánica que recoja una nueva regulación completa de las universidades, y un fondo adicional de transferencia para invertir en las empresas innovadoras que se crean a partir de la universidad. “De las universidades salen ideas muy grandes, tenemos que hacer que se transfieran antes. Formamos más de lo que absorbe el tejido empresarial español”, ha explicado Duque.

En otra de las intervenciones, César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica y antiguo presidente ejecutivo de la compañía, ha insistido en que el principal fallo es que no se ofrece formación digital en ninguna de las etapas educativas. “En 2018 en España hubo una demanda de 300.000 personas que tuvieran formación digital y no se cubrió. De aquí a dos años la estimación es que demande dos millones de trabajadores con estos conocimientos que el sistema no produce”, ha defendido el empresario.

Fuente: Cinco Días