El despacho de abogados Cuatrecasas ha cerrado el traslado de su oficina en Lisboa, una de las sedes más importantes de la firma. Con esta operación, que fue comunicada ayer a los socios, el bufete se muda de la emblemática plaza de Marquês de Pombal a la avenida Fontes Pereira de Melo número 6. Eso sí, el transporte de enseres, previsto para finales de 2020, no será demasiado complejo, dado que ambas ubicaciones están a apenas 300 metros.

Como explican fuentes del despacho, el cambio sede no solo busca ampliar el espacio disponible (la nueva oficina cuenta con casi 8.000 metros cuadrados, frente los 4.400 de la anterior), sino, además, asentarse en un edificio high-tech. Tras las obras en la infraestructura, la fachada y el interior, que durarán en torno a un año, la firma contará, en la capital portuguesa, con una oficina que cumplirá con «los más elevados patrones de confort, estética, funcionalidad y eficiencia energética», aseveran. Una línea que ya ha seguido la organización en su sede de Barcelona.

El nuevo inmueble, situado en uno de los más icónicos edificios de Lisboa, cuenta con 12 pisos. Una vez terminadas las obras de acondicionamiento, el despacho abrirá un proceso participativo interno para que los abogados aporten sus ideas sobre cómo diseñar y distribuir el espacio.

No obstante, desde Cuatrecasas avanzan que lo que pretenden es construir unos espacios de trabajo «de gran amplitud y modernidad», que refuercen modelos de trabajo «flexibles, integrados y sinérgicos, alineados con la creciente sofisticación de los clientes».

En la actualidad, el número de profesionales que trabaja en la oficina lisboeta del bufete es superior a los 200. En los últimos cinco años, la plantilla en la capital lusa ha crecido un 4,6%; la facturación, por su parte, se ha incrementado un 19%.

Emesa

El alquiler de la nueva oficina en Fontes Pereira de Melo conllevará la venta de la antigua sede, ambas situadas en el centro de Lisboa. Algunos medios portugueses especializados dan por hecho que el comprador es el grupo Zurich. Desde la firma informan que aún no se ha cerrado la operación inmobiliaria. Se da la circunstancia, no obstante, de que el propietario de la oficina de Marquês de Pombal no es el propio despacho, sino la sociedad Emesa Corporación Empresarial, del abogado Emilio Cuatrecasas y otros socios.

El traslado tiene especial trascendencia porque Cuatrecasas es una organización fruto de la integración del bufete español y el portugués Gonçalves Pereira, Castelo Branco. De hecho, el despacho se define como «firma ibérica», por lo cualquier movimiento en Portugal tiene especial incidencia en la esencia de la compañía.

Fuente: Cinco Dias.