Los efectos de la subida del Impuesto sobre Sociedades de diciembre se siguen notando. El tipo efectivo de las empresas del Ibex es del 25,8% en el primer semestre frente al 25,6% de 2016.

Las empresas del Ibex tributaron a un 25,8% de media por los primeros seis meses del año, con lo que pagarán 7.489 millones de euros sobre un beneficio de 29.076 euros. Este porcentaje es dos décimas superior al tipo medio efectivo que tuvieron estas compañías en todo 2016, del 25,6% (ver EXPANSIÓN del pasado 18 de marzo).

Así se desprende de su resultado contable mundial, considerando tanto los resultados obtenidos en todos los países en los que operan como el gasto por impuestos sobre beneficios en el extranjero. EXPANSIÓN está elaborando el cálculo del tipo efectivo a partir de la información publicada por las compañías trimestralmente y ahora recoge los resultados semestrales. Estos datos están disponibles en la web de la CNMV y en la sección de Inversores de las webs de las compañías.

El tipo efectivo medio del Ibex ha aumentado cinco puntos porcentuales desde 2015.

El tipo efectivo de las multinacionales es materia de controversia entre Hacienda, que piensa que tributan poco, y las compañías, que cuestionan las cifras del Fisco. En el cálculo que hizo CEOE en 2014, obtuvo una cifra del 21%, dato similar al de 2014. El incremento que ha experimentado este porcentaje en 2016 y que viene soportando en 2017 supone un alza de cerca de cinco puntos porcentuales. Cabe deducir que este alza se debe a la subida del Impuesto sobre Sociedades que realizó el Gobierno en diciembre de 2016.

Si se compara lo que tributaron las empresas en 2016 -13.598 millones de euros- con 2015 -6.710 millones-, la subida fiscal es de más del 70%. Pero este cálculo no se corresponde de forma automática con lo que ha supuesto la subida del impuesto, ya que también influye el que haya crecido el beneficio de las empresas y qué deciden imputarse en impuestos.

Los ingresos hasta julio de Sociedades crecen un 10,8%. Los pagos a cuenta suben casi un 100%

En la cifra que se obtiene del primer semestre de 2017, el 25,8%, el incremento de impuestos de diciembre empieza a desplegar todos sus efectos, ya que aunque algunas de las medidas fueron retroactivas y entraron en vigor con efectos desde enero de 2016, otras están vigentes desde enero de 2017, con lo que su impacto se verá este año, sobre todo a partir del pago fraccionado de octubre. Además, a partir de agosto se empezará a cuantificar lo que ha supuesto la Campaña del Impuesto, que se ha celebrado en julio.

En esta pasada Campaña, se han incluido las subidas de Sociedades que entraron en vigor en 2016, con lo que Hacienda tiene que devolver a las empresas importantes sumas ante el dinero que han tenido que adelantar al Estado por el incremento de los pagos fraccionados, casi del 50%, que entró en vigor en octubre de 2016 y que tuvo efecto en los pagos a cuenta de octubre y diciembre. Sin embargo, estas devoluciones quedarán en parte neutralizadas con lo que han tenido que pagar las empresas por el alza de diciembre.

El incremento sigue la línea de lo que muestra el último informe de recaudación de laAgencia Tributaria del mes de julio, que se conoció ayer, que muestra un aumento de los ingresos hasta julio del 10,8%. en Sociedades. Los pagos a cuenta del impuesto, en concreto, el primero del año, realizado en abril, han crecido casi un 100%.

Este incremento de impuestos incluye una figura, la reversión de deterioros, que obliga a tributar por pérdidas.De esta forma, algunas de las empresas que más pagan, como Gamesa -69,2%, ver cuadro adjunto-, pueden tener que hacerlo porque, además de tener beneficios, el criterio habitual del impuesto, han revertido pérdidas.

El alza de impuestos incluye la reversión de deterioros, que obliga a tributar por pérdidas.

Las compañías que menos pagan, como Ferrovial -6,5%- o que, incluso, obtienen tributaciones negativas (el caso de Popular en el segundo trimestre del año, en que provisionó por un tipo medio del -30,8%), lo hacen porque han tenido pérdidas, lo que genera un crédito fiscal que podrán recuperar en el futuro. Este semestre no cuenta por primera vez con Popular, que fue resuelto y vendido a Santander por un euro el pasado 7 de junio. En lo que queda de año,Santander deberá absorber los créditos de Popular, lo que rebajará su tributación (ver información adjunta).

La tributación de las grandes empresas se ha convertido en materia de controversia en España y en el extranjero, sobre todo desde que estalló la crisis. En España, la polémica se ha incrementado en los últimos meses. Nada más realizar la subida de Sociedades retroactiva antes mencionada por valor de 4.650 millones, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, acusó a las grandes compañías de no contribuir ya que, aseguró, sólo tributan a un 7%. La patronal CEOE contraatacó con un informe con el que quiere demostrar que pagan mucho más, el 21% del resultado contable mundial en 2014. Los datos que acaba de publicar Hacienda para 2015 son del 19,8% sin contar lo tributado en el extranjero.

Lo que pagan las empresas en Cataluña

Hacienda y Generalitat. El ministro Cristóbal Montoro y Oriol Junqueras.Expasión

Los centros gestores de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en Cataluña ingresaron 16.503,6 millones de euros en el primer semestre de 2017 por tributos de gestión estatal, lo que supone un aumento del 5,7% en comparación con el mismo periodo del año pasado (15.619,9 millones). El Ministerio de Hacienda advirtió el pasado lunes de las consecuencias, incluso penales para empresas y particulares, de ingresar en la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) los tributos estatales (como IRPF, IVA o Sociedades), después de que autoridades catalanas aseguraran que ese será su objetivo a partir del 2 de octubre. En concreto, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemiont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, lo que realmente anunciaron es que la ATC ya puede recaudar los impuestos propios y cedidos, lo que la ley permite y ya hacen muchas comunidades en sus respectivas agencias tributarias desde hace tiempo. Y aseguraron que la ATC está preparada para recaudar los impuestos estatales, lo que inspectores y técnicos de Hacienda no creen posible.

Según datos de la AEAT, el grueso de la recaudación de impuestos estatales en Cataluña entre enero y junio correspondió al IVA y al IRPF. En concreto, la recaudación por IVA alcanzó los 8.168,5 millones de euros, un 7% más; y en IRPF la cuantía ascendió a 6.638,2 millones, un 6,3% más que en el primer semestre de 2016.

En otro de los tributos con más peso, los Impuestos Especiales, la recaudación en Cataluña fue de casi 730,4 millones de euros, con un alza interanual del 8,9%. Por su parte, en el Impuesto sobre Sociedades el saldo recaudatorio fue negativo para la Agencia Tributaria, con 106,3 millones; mientras que un año antes fue positivo en 79,3 millones. Las empresas del Ibex con sede social en Cataluña -Abertis, BancoSabadell, Grifols, Gas Natural, CaixaBank y Cellnex-, han tenido resultado positivo en el primer semestre, con la excepción de Cellnex, que tuvo un tipo del 0.

Las Socimi ganan posiciones

Ismael Clemente es el consejero delegado de Merlin Properties.Expansión.

La proliferación de las Socimi en el parqué continuará este año, según los expertos, que creen que el contexto económico juega a favor de estas compañías, que concentran una capitalización global en el mercado continuo y en el MAB de cerca de 11.000 millones. El punto fuerte de las Socimi es su fiscalidad, ya que el tipo de gravamen en el Impuesto sobre Sociedades si cumplen una serie de requisitos es cero. De esta forma, Merlin y Colonial (que debutó como Socimi el pasado junio) pueden distorsionar la tributación media efectiva del Ibex, que sin ellas tendría un tipo del 26,5%. Grandes fondos, bancos y millonarios extranjeros son los dueños de las Socimi. Las cuatro Socimi más grandes: Merlin, Hispania, Lar España y Axiare, que debutaron en el parqué madrileño en 2014 con 2.560 millones de euros para invertir, cerraron su segundo ejercicio fiscal completo con un importante incremento en sus resultados. Registraron un beneficio total de 1.131,2 millones, casi cinco veces más respecto a los 244,7 millones obtenidos en 2015. Cabe señalar que de este montante, más de la mitad lo aporta Merlin Properties.

Santander asumirá créditos de Popular

La empresa del Ibex que en el segundo trimestre del año tenía un tipo efectivo más alto,Santander, compró el pasado 7 de junio a la que tenía el tipo efectivo más bajo, Popular. En el caso de Popular, se trata de la única que generaba un resultado negativo, del -30,8, lo que implicaba que había tenido pérdidas y le generaba un crédito fiscal que podría recuperar en el futuro. Este semestre el Ibex no cuenta por primera vez con Popular. En lo que queda de año, Santander deberá absorber los créditos de Popular, lo que rebajará su tributación, previsiblemente, de forma notable.

Ana Botín es la presidenta de Santander.Expansión

En la publicación de sus cuentas el pasado 28 de julio,Santander reveló cuánto le ha costado el saneamiento de Popular: 12.000 millones de euros. De esta manera, el comprador aporta 7.000 millones, obtenidos a través de la ampliación de capital, y los accionistas y tenedores de deuda subordinada asumen pérdidas por importe de 5.000 millones. Los resultados del Santander arrojan un aumento del beneficio del 24% con respecto al mismo periodo de 2016. De estos, 1.749 millones se corresponden con el obtenido en el segundo trimestre, de los cuales sólo11 millones son aportados por Popular.

El Observatorio del Impuesto sobre Sociedades de las compañías del Ibex que EXPANSIÓN publica con periodicidad trimestral pretende aportar objetividad a la información sobre la fiscalidad de la gran empresa. Los datos se extraen de la información publicada por las compañías trimestralmente, información que está disponible tanto en la web de la CNMV como en la sección de Inversores de las webs de las distintas compañías. La tabla proporciona una información muy útil en el contexto del debate abierto en la opinión pública respecto a la aportación de la gran empresa al esfuerzo fiscal. En el primer semestre de 2017, el tipo impositivo medio, excluidos los datos de Arcelor según se explica en las notas, ha sido del 25,8%.

Fuente: Expansión