Crèdit Andorrà, en Andorra la VellaCrèdit Andorrà, en Andorra la VellaGetty Images

La banca pequeña no atraviesa por su mejor momento en España. Los tipos de interés negativos afectan más a las entidades con menos posibilidad de diversificación, explican los expertos. De ahí que en los últimos meses varios pequeños bancos hayan colgado el cartel de en venta. Este es el caso de Bank Degroof Petercam Spain, por el que ya se han presentado ofertas, y cuyo proceso de venta lo lleva Arcano.

Otro caso es el de Finantia, firma lusa que en España absorbió en 2001 a Banco Esfinge y, un año más tarde lo fusionó con Inverbolsa AV. Esta entidad, que cuenta en España con tres oficinas, lleva más de cuatro meses tanteando al mercado para encontrar algún comprador, según confirman fuentes financieras que han sido contactadas para comprobar su interés para la compra de este banco. A estas dos firmas se sumará en los próximos días Banco Alcalá, filial de Crèdit Andorrà.

El banco andorrano ha contratado a KPMG para que busque un socio y llevar a cabo su nuevo plan estratégico, que incluye, según apuntan varias fuentes, incluso la venta de la entidad si no logra encontrar un socio. Varios bancos han confirmado que han sido tanteados para ver el interés del mercado por Banco Alcalá. KPMG no ha querido hacer comentarios, mientras que portavoces de Crèdit Andorrà en España aseguran que el objetivo “es buscar un socio para crecer en España”.

El banco andorrano adquirió Banco Alcalá en 2011, y se convirtió así en el primer grupo financiero de Andorra que desembarcaba en España, junto al ya desaparecido BPA, que adquirió Banco Madrid (ya desaparecido tras su intervención en 2015), en 2010, aunque no consiguió la autorización hasta junio de 2011. Un año después desembarcó en España Andbank.

Solo quedaba por aterrizar en España Morabanc, que lo acaba de hacer, pero a través de una agencia de valores, aunque no descarta tener en un futuro un banco en este país. De momento, está a punto de cerrar la compra del antiguo BPA en Andorra, ahora denominado Vallbanc. Ya ha encargado la due diligence a KPMG. Tanto Andbank como Morabanc están en posición compradora.

La banca andorrana, en general, atraviesa por un buen momento, o eso dicen sus protagonistas. Y tienen ambición de crecer en España porque consideran que son la mejor banca privada de habla hispana, “y eso es un punto muy favorable”, señala un directivo vinculado al mercado andorrano.

Aprovechando este buen momento, Crèdit Andorrà se ha replanteado su estrategia en España, y tiene previsto anunciar esta misma semana su plan estratégico para el país, que pasa por crecer o abandonar esta plaza, aunque quieren dar otra oportunidad al mercado español. De hecho, han presentado oferta por Degroof (cuyo precio no supera los 20 millones, según expertos), lo mismo que lo han hecho Singular, Andbank o el fondo Gala.

Fuentes del grupo andorrano mantienen que la entrada de un socio no supondrá la pérdida del control de Banco Alcalá, por lo que no superará el 40% (Crèdit Andorrà controla el 85% de su capital). Fuentes financieras aseguran que KPMG ha valorado Alcalá en 70 millones de euros. Banco Alcalá presta servicios de gestión global para clientes institucionales y grandes patrimonios.

Quiénes son

Crèdit Andorrà es un grupo financiero del Principado de Andorra. Fundado en 1949, centra su actividad en la banca comercial, la banca privada y la gestión de activos a escala internacional, además de los seguros. En 2018 contaba con más de 800 trabajadores y estaba presente en varios mercados de todo el mundo: España, Luxemburgo, Suiza, Estados Unidos (Miami), México, Panamá, Perú y Chile, además del Principado de Andorra.
Banco Alcalá, por su parte, fue creado por la familia Argüelles en 1989. Esta familia había estado tradicionalmente muy vinculada a la banca, entre otras entidades a Banesto, hasta que Mario Conde se hizo con este banco. Ahora, el 85% de su capital es de Crèdit Andorrà, y el 15% restante de minoritarios, tras una ampliación de capital llevada a cabo en 2013.

Fuente: Cinco Días