Correos ha puesto en marcha la oferta de empleo del año 2019 por la que incorporará a 4.055 nuevos trabajadores fijos. De acuerdo con la empresa pública de mensajería, supone su mayor proceso de selección desde el año 2004, dato que certifica Comisiones Obreras. 

Los nuevos empleos se reparten por todas las provincias, con la mayor concentración en Madrid (831 puestos) y Barcelona (626 puestos). El grueso se destinarán a funciones de cartero de reparto (2.818 puestos), y los restantes a agentes de clasificación postal 8725) y a personal de atención al cliente (662). Los más de 4.000 empleados que se van a seleccionar son los correspondientes a las tasas de reposición de los años 2017 y 2018. 

De esta forma, Correos pone en marcha una convocatoria que había anunciado en febrero. El plazo de inscripción se ha abierto hoy y los interesados podrán inscribirse hasta el día 10 de octubre, según ha comunicado la compañía en una nota.

El 1 de marzo empezaron a trabajar en la empresa 2.295 nuevos trabajadores fijos, más de la mitad de ellos carteros, seleccionados en la oferta de empleo y consolidación de puestos temporales que se resolvió el año pasado. 

Dos ofertas en un solo proceso

Correos ha decidido acometer conjuntamente las ofertas de empleo de los dos años anteriores en un único proceso «por razones de eficiencia, interés general y de racionalidad de procesos», según explicó la empresa de mensajería en su momento. 

Correos estudia un plan estratégico centrado en la internacionalización, en reforzar su posición como agente logístico de compras online y en ampliar la diversificación de sus oficinas a nuevas funciones. 

Fuente: Cinco Días