Cellnex arranca el año tal como lo cerró en 2019, con su ambicioso plan de crecimiento internacional. La compañía catalana, que tiene a la familia italiana Benetton como accionista relevante, anunció este jueves la adquisición de la compañía portuguesa Omtel, un movimiento que le permite entrar en el país vecino. Con esta operación, la operadora de telecomunicaciones se hace con 3.000 torres y antenas adicionales y suma ya 58.000 en Europa, lo que la sitúa como el gran protagonista del sector en este mercado.

l acuerdo con Altice Europe y Belmont Infra valora a Omtel en 800 millones de euros. Pero además, Cellnex se compromete a desplegar otros 400 emplazamientos necesarios para las redes de telefonía. La inversión total prevista para este programa de construcción adicional alcanza otros 140 millones. A esos se suma la posibilidad de construir otras 350 torres.

La operadora catalana explica que Omtel opera actualmente 3.000 emplazamientos en Portugal, que se convierte en el octavo país en el que despliega su actividad.

Además, gana a Portugal Telecom como socio estratégico a largo plazo. La compañía portuguesa gestiona un portfolio de emplazamientos que suponen cerca del 25% de las torres de telecomunicaciones del mercado luso, según explicó Cellnex en un comunicado. Los contratos de Omtel con sus clientes, el principal de los cuales es Portugal Telecom (bajo la marca Meo), tienen una duración de 20 años con períodos adicionales de cinco años.

La empresa asegura que una vez completada la integración de Omtel y el despliegue de los nuevos emplazamientos –los ya contratados y los previstos–, calcula que el ebitda adicional generado para el grupo alcance los 90 millones de euros. “La adquisición y las futuras inversiones se financiarán con caja disponible y los flujos de caja generados”, se avanza desde la firma. Esos nuevos recursos atenderán las necesidades del mercado luso y al futuro despliegue del 5G.

“Con Omtel, no solo integramos a uno de los principales operadores independientes de infraestructuras de telecomunicaciones en Portugal.Apostamos además por un crecimiento coherente en Europa, incorporando un octavo mercado, que extiende de modo natural la actual mancha geográfica de los siete países en los que ya operamos, y en este caso especialmente por la proximidad y sinergias operativas que puedan plantearse con el grupo en España”, comentó Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, al dar a conocer el acuerdo.

“Incorporamos además a un nuevo cliente, Meo, que ocupa la posición de liderazgo en su mercado, y que se suma a un mix de clientes rico y diversificado en Europa, en el que, entre otros, se cuentan los principales operadores de voz y datos”, añadió el primer ejecutivo.

Una compra adicional

En diciembre, Cellnex anunció la adquisición de 1.500 emplazamientos a Orange España con una inversión de 260 millones de euros. Torres y antenas que pasará a operar y que la operadora francesa seguirá utilizando por un período inicial de 10 años.

Anteriormente, en octubre abordó una de sus grandes adquisiciones, al pagar 2.240 millones de euros por la división de telecomunicaciones de la británica Arquiva. De esa forma se hacía con 7.400 torres y antenas.

Pocos meses antes, a inicios del pasado año lograba un acuerdo para hacerse con otros 10.700 puntos (5.700 en Francia, 2.200 en Italia y 2.800 en Suiza) y llevar a cabo la construcción de otras 4.000 infraestructuras mediante una inversión conjunta de 4.000 millones. Ese pacto lo firmó con las empresas Iliad y Salt.

A esas compras se sumaron otras menores con la compra de Cignal en Irlanda por 210 millones (546 infraestructuras, más otras 600 previstas) y mediante un acuerdo con BT para comercializar 220 torres de telecomunicaciones en Reino Unido.

Desde la salida a Bolsa en 2015 Cellnex ha ejecutado o comprometido inversiones por cerca de 12.000 millones destinados a la adquisición o construcción –hasta 2027– de hasta aproximadamente 48.000 infraestructuras que se suman a las aproximadamente 10.000 con las que contaba la compañía en aquel momento, como recogen las cifras de la propia empresa.

Este ambicioso crecimiento ha sido acompañado en su evolución en Bolsa. En un año, Cellnex (la antigua Abertis Telecom) se ha revalorizado un 104% y alcanza ya una valoración de 15.181 millones, según se recoge en Bloomberg.

Aspectos clave

Países. Portugal ya supone el octavo mercado europeo para Cellnex. El mayor es el italiano (con 14.292 emplazamientos), y le siguen Francia (13.480) y España (10.354) (ver gráfico). Tras ellos, completan el mapa Reino Unido (8.008), Suiza (6.118) Portugal (3.400), Irlanda (1.146) y Holanda (919).

Líder. Cellnex se ha convertido en poco más de un lustro en uno de las grandes compañías del sector en el mundo. Aún así está lejos de American Tower, el gigante estadounidense que controla 171.000 torres, según los datos proporcionados por la empresa española. Esta firma americana cuenta con una capitalización superior a los 100.000 millones de euros. Tras la firma española, se encuentra Crown Castle (40.000 antenas), SBA (30.000) e Inwit (22.000).

Accionistas. La compañía cerró una macroampliación de capital de 2.500 millones en octubre, en el que su principal accionista, ConnecT mantuvo su participación del 29,9%. Esa sociedad está controlada por la familia Benetton y cuenta como socios minoritarios a los fondos soberanos de Singapur y de Adu Dabi. Otros de los inversores relevantes son Criteria Caixa (5%), el fondo de pensiones canadiense Cppib (3,1%) y Wellington (4,2%).

Fuente: Cinco Días