Broadcom ha presentado ya su oferta de compra por Qualcomm que valora al fabricante de chips para móviles en cerca de 130.000 millones de dólares. El precio incluye en torno a 25.000 millones en deuda neta. De cerrarse la transacción, sería la mayor adquisición de la historia del sector tecnológico, creándose una compañía con una capitalización bursátil combinada superior a 200.000 millones de dólares.

La oferta es de 70 dólares por acción. Broadcom pagaría 60 dólares en efectivo por acción y 10 dólares en acciones, lo que supondría una prima del 28% con respecto al precio de cierre del pasado 2 de noviembre, y del 33% con respecto al cierre medio de los títulos en las últimas 30 sesiones. De esta forma, el precio total del conjunto de las acciones de Qualcomm estarían valoradas en cerca de 103.000 millones de dólares.

Las acciones de Qualcomm cerraron el pasado viernes en 61,81 euros, tras subir un 12,71%. Posteriormente, en los afterhours, los títulos subieron otro 3,38% hasta 63,90 euros.

De cerrarse un acuerdo en el entorno de los 70 dólares, Broadcom estaría ofreciendo un precio a los accionistas de Qualcomm próximo a su máximo de los últimos 12 meses, situado en 70,24 dólares.

Broadcom ha indicado que Silver Lake Partners proveerá financiación por un importe de 5.000 millones de dólares, a través de deuda convertible.

La empresa ha precisado que su propuesta se mantendrá tanto si se cierra o no la compra del fabricante de chips NXP, actualmente en proceso de adquisición por parte de Qualcomm por 38.000 millones de dólares. De esta forma, la oferta total rondaría los 110 dólares por acción.

En un comunicado, Broadcom ha informado que el nuevo grupo, incluidos Qualcomm y la citada NXP, obtendría un ebitda proforma de 23.000 millones de dólares, incluidas las sinergias, y unos ingresos de 51.000 millones.

Respaldo de los bancos de inversión

En su proyecto, Broadcom ha contado con el respaldo de la mayor parte de los grandes bancos de inversión de Wall Street. Así, cuenta con BofA Merrill Lynch, Citi, JP Morgan y Morgan Stanley, además de Deutsche Bank, como entidades asesoras.

Broadcom, que ha enviado una carta al consejo de Administración de Qualcomm para explicar el proyecto, prevé que la ampliación se pueda cerrar en un periodo de 12 meses, tras la firma definitiva de un acuerdo. En la carta, Broadcom destaca que se trata de una operación estratégica, que tendrá un fuerte impacto financiero y operativo. La fusión de ambas empresas «creará una fuerte compañía global con un portfolio impresionante de productos y tecnología», asegura.

Fuente: Cinco Días