BC Partners exprime Pronovias al máximo. El fondo de capital riesgo se repartió un macrodividendo de 141 millones en agosto de 2018, según figura en las cuentas del pasado ejercicio de Catiberia Acquisitions, la sociedad española con la que controlan la compañía. Al tiempo, trasladó a la filial que agrupa la mayor parte del negocio uno de los créditos con los que financió la operación.

El empresario catalán Alberto Palatchi se desprendió de la compañía que heredó de su familia, Pronovias, en julio de 2017. El fondo BC Partners se impuso en una puja que organizó JP Morgan y pagó 532 millones. Financió la adquisición, además de con la aportación de sus propios partícipes, con dos créditos. Uno, de 260 millones, vence en 2023 e incluye una línea de confirming por 45 millones más. El otro expira en 2024 y tiene un montante de 215 millones.

Se trata de una clásica compra apalancada que habitualmente realizan los fondos de capital riesgo. En torno a la mitad del importe se financia con fondos propios y, otro tanto, con deuda que se cuelga de la compañía comprada. Y habitualmente el comprador también suele subir a la compañía compradora parte del capital de la comprada a través de dividendos.

Y esto es precisamente lo que ha hecho BC Partners. En agosto de 2018, justo un año después de adquirir Pronovias, decidió que San Patrikcs, la compañía que agrupa el negocio de Pronovias en España, pagase un dividendo 141 millones contra reservas. En diciembre pagó otro de 41 millones. El receptor de estos pagos ha sido Catiberia Acquisition. Su socio único es Catlux Acquisition, una sociedad domiciliada en Luxemburgo, que a su vez ha recibido un único pago en 2018 de tres millones.

Moodys ya ha alertado del elevado apalancamiento de Pronovias tras la toma por BC Partners. De hecho, en octubre de 2018 decidió bajar un escalón el rating de la compañía, de B3 a B2, seis niveles por debajo del grado de inversión. Precisamente tomó esta decisión aludiendo al alto endeudamiento de la compañía al elevar el uso de las líneas de confirming por encima de lo esperado. Está por ver el efecto sobre la compañía de la toma, en julio de 2019, de la compañía alemana Ladybird, que financió elevando en 12 millones uno de los créditos con los cuenta.

No es la primera vez que BC Partners repite esta operación en los últimos dos años. Ya en septiembre de 2017, justo tras cerrar la compra, se embolsó otro dividendo de 24,43 millones. Desde 2017, Catiberia Acquisitions ha minorado las reservas de Pronovias en 225 millones. Ni Pronovias ni BC Partners han respondido a las consultas de este periódico.

Fuente: Cinco Días