Amadeus, uno de los valores más castigados en las últimas sesiones por el brote de coronavirus, reconoce que la infección puede lastrar su negocio. Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus, ha señalado en una nota que a pesar de la «resiliencia» de su actividad en 2019, «el brote de coronavirus afectará a nuestra industria y a nuestro negocio en 2020». La compañía anticipa que tras el freno «llevará aparejado un repunte posterior si tenemos en cuenta lo sucedido en ocasiones anteriores».

La compañía cerró el ejercicio 2019 con un beneficio de 1.161,6 millones de euros, lo que representa un aumento del 12,6%, una cifra en línea con lo esperado por los analistas de Bloomberg. En 2019, los ingresos se incrementaron un 26,2%, hasta los 2.447,3 millones de euros, gracias a la positiva trayectoria del área de soluciones tecnológicas para aerolíneas y del segmento de nuevos negocios, así como a la consolidación de TravelClick.

Durante 2019, Amadeus señala que el entorno fue de caída en la industria de reservas aéreas a través de agencias de viajes. Las reservas aéreas realizadas a través de Amadeus superaron a las del sector y se mantuvieron planas (si excluimos a la India, las reservas aéreas crecieron un 2,7%). Las reservas no aéreas gestionadas a través de Amadeus aumentaron un 5,1% en 2019, impulsadas por el comportamiento positivo de varios productos como las reservas de hotel, tren y coche de alquiler

El Ebitda aumentó un 10% hasta los 2.245,3 millones de euros. El crecimiento  se debió, según explica la compañía, a las contribuciones positivas de los negocios de Distribución y Soluciones Tecnológicas, así como al efecto de la consolidación de TravelClick

Fuente: Cinco Días