Almirall ha pagado 15 millones de dólares (13 millones de euros) para tener una opción de compra sobre la firma biofarmacéutica Bioniz Therapeutics, con sede en California. El acuerdo permitirá a la empresa catalana la compra de Bioniz por 47 millones de dólares, 43 millones de euros al cambio. La compra se podrá ejecutar hasta 60 días después de que se publiquen los resultados de ensayos clínicos y determinados informes.

Según ha comunicado la empresa a la CNMV, en caso de completarse la compra, «Almirall tendrá acceso a un activo en fase avanzada de desarrollo para varias indicaciones». Concretamente, la empresa ha apuntado al BNZ-1, un inhibidor de múltiples citoquinas que está en desarrollo para el tratamiento del linfoma cutáneo de células T refractario (LCCT), una enfermedad huérfana con una alta necesidad médica no satisfecha, y para la alopecia areata, un trastorno capilar autoinmunitario sin tratamientos aprobados.

Si se ejecuta la opción, Almirall desarrollará el BNZ-1, mientras que Bioniz escindirá el resto de activos a otra empresa, Bioniz Newco, donde se usará la plataforma tecnológica de inhibición simultánea de citoquinas para desarrollar nuevos compuestos.

Fuente: Cinco Días