Airbus, el fabricante europeo de aviones, ha ofrecido a las aerolíneas un escudo contra la bajada de los precios de los billetes de avión. Se trata de una plataforma de derivados que permitirá a las compañías aéreas protegerse contra la depreciación de los billetes, asegura Bloomberg. La medida tendrá el potencial de mantener el crecimiento de las empresas y los pedidos de aviones. 

Los clientes de Skytra, subsidiaria del fabricante, negociarán futuros y opciones de una serie de índices que recogen las fluctuaciones de las tarifas en la industria aérea. La iniciativa parte de dos trabajadores de Airbus y nació de una colaboración con una aerolínea que pasaba por dificultades. 

Elise Weber, cofundadora del proyecto, se pregunta: «¿Qué haces cuando fijas los costes pero los ingresos caen? ¿No podemos mejorar los riesgos de gestión de nuestros clientes para poder planificar e invertir a más largo plazo?». 

Airbus dice que este mecanismo ayudará a las aerolíneas a protegerse del impacto que provoca la reducción de la demanda o el aumento de la oferta de asientos. Es decir, extenderá a otras magnitudes la protección que ya existe en el caso de movimientos del precio de divisas y del petróleo. Por otro lado, el personal de empresas que vuela regularmente también podrá utilizar la herramienta para protegerse del incremento de precios, señala Bloomberg. 

La subsidiaria de Airbus explica en su página web que «los precios de las tarifas son volátiles y hasta el 90% de los billetes solo se venden en los últimos 90 días previos al despegue». A continuación, defiende la idoneidad de la plataforma que está desarrollando: «(Las aerolíneas) tienen que tomar decisiones de inversión a largo plazo con compromisos financieros plurianuales que gestionar».

Skytra, radicada en Londres, está tanteando al regulador británico, el U.K. Financial Conduct Authority, y espera conseguir el visto bueno a los índices para mediados de año. En el caso de la plataforma, Skytra prevé obtener el permiso para finales de año, según su director ejecutivo, Mark Howarth.

Citigroup está interesada en participar en esta iniciativa, lo que supondría que las aerolíneas negociasen en la futura plataforma con la intermediación de brókeres. 

Fuente: Cinco Días