Herramientas para el texto

LUIS MARÍA CAZORLA PRIETO, AUTOR DE “CERVANTES Y EL TRASFONDO JURÍDICO DE EL QUIJOTE” (THOMSON REUTERS) 9 de Marzo de 2017

  • “El Derecho, elemento esencial de la vida social, está presente con mayor o menor intensidad en casi toda obra literaria”
  • “Don Quijote de la Mancha contribuye a que no se entienda el Derecho como una ciencia rígida y de aplicación casi automática”

Legal Today


Luis María Cazorla esta vez afronta el Derecho desde una de las cumbres de la literatura universal,  El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Su última obra, Cervantes y el trasfondo jurídico de El Quijote, publicada por Thomson Reuters, presenta con método ensayístico breve y directo una nueva perspectiva de las aventuras de Alonso Quijano, que «puede ayudar a que el abogado en ejercicio comprenda, cultive y esgrima una aplicación del Derecho rica, flexible y más atenta a fórmulas de fondo justas que a imposiciones rígidas y excesivamente formalistas».

¿Qué le empujó a estudiar el trasfondo jurídico de El Quijote?, ¿qué destacaría de este trasfondo?

En los últimos años he leído y releído con detalle el Quijote. Lo hice en la magnífica edición del académico Francisco Rico, editada por el Instituto Cervantes. Por mi formación, reparé cada vez más en el notable contenido jurídico del Quijote, en su fondo jurídico. Eso me llevó a preguntarme por la razón que podía haber detrás, es decir, por su trasfondo jurídico. En pocas palabras, me pregunté e interesé por la riqueza jurídica de su obra más señera de Cervantes, o lo que se denomina en el libro el trasfondo jurídico del Quijote. Destaco por encima de todo su riqueza y variedad, derivadas de las muchas veces que Cervantes se topó a lo largo de su cuajada vida con el Derecho y con los del oficio de las letras; entendido esto último no como el propio de creadores literarios, sino como el propio de juristas, más bien leguleyos y rábulas.

¿Con qué intención comentó a escribir este libro?

En un principio no me animaba ninguna intención, me dejé arrastrar por una poderosa fuerza interior. Después fue creciendo en mí la necesidad de explicarme por qué el Derecho y los juristas en la versión que acabo de indicar están tan presentes en el Quijote.

El prólogo de la obra afirma que la presencia del Derecho en la obra cervantina no implica especial aprecio por lo jurídico. ¿Qué reflexión le merece esto?

Sí, eso dice el prologuista, mi querido amigo y compañero Javier Moscoso del Prado, a quien mucho agradezco el texto que encabeza el libro. Creo que, como él mismo matiza, el Quijote rezuma desconsideración por el Derecho aplicado en modo formal e inflexible por leguleyos de vuelo corto.

¿Cómo le inspira la obra cervantina en el ejercicio del Derecho a nivel profesional?

El Quijote me ayuda a fortalecer la idea de que todo buen abogado debe sumar a la condición de jurista, la de humanista. Es difícil ser buen abogado por el cúmulo de calidades, no sólo jurídicas, que esto requiere. Don Quijote de la Mancha contribuye a que no se entienda el Derecho como una ciencia rígida y de aplicación casi automática, para respetar y cultivar su vertiente de arte más allá de lo estrictamente científico.

¿Cómo puede ayudar la lectura de este libro al abogado en ejercicio?

Creo que la lectura del libro Cervantes y el trasfondo jurídico del Quijote, lectura que se hace rápida pues cuenta con poco más de cien páginas, puede ayudar a que el abogado en ejercicio comprenda, cultive y esgrima una aplicación del Derecho rica, flexible y más atenta a fórmulas de fondo justas que a imposiciones rígidas y excesivamente formalistas.

¿Qué otras obras de la literatura española cree que merecerían un estudio desde el prisma jurídico?

Ante todo, mi ensayo cervantino no es un estudio del Quijote desde el punto de vista jurídico. Este estudio constituye el fondo jurídico de esta colosal obra, en el que, aunque hay numerosas citas de él en mi libro, no entro. Por otro lado, el Derecho, elemento esencial de la vida social, está presente con mayor o menor intensidad en casi toda obra literaria. Tanto es así que casi toda obra literaria pueden merecer este estudio. Es muy difícil, pues, destacar una que merezca tal estudio. Depende mucho de los gustos del autor y de la perspectiva a la que quiera acogerse.

¿Quieres empezar a leer «Cervantes y el trasfondo jurídico de El Quijote»? Recuerde: Acceda al sumario navegable proview para ver todo el contenido.

Vote:

Resultado:

2 votos


Fuente: Legal Today